Mercedes Clase S 2009

Cuatro años después de su lanzamiento, el Mercedes Clase S recibe una actualización estética junto con un paquete de tecnología punta en seguridad y conducción. Sin embargo, la mayor novedad es la aparición de una versión híbrida con baterías de ión litio, convirtiéndose así en el primer modelo de gran serie en estrenarlas.
-
Mercedes Clase S 2009
Mercedes Clase S 2009

Habiendo superado las 270.000 unidades vendidas en todo el mundo, el Mercedes Clase S es la berlina de lujo más vendida en el planeta. Para prolongar este éxito, Mercedes plantea un segundo ciclo de vida de su berlina de máxima representación con un aluvión de tecnología de seguridad y, sobre todo, con una versión híbrida que estrena las baterías de ión litio.

Este nuevo Mercedes Clase S llega en junio próximo con el protagonismo de esta versión híbrida. Este tipo de batería de ión litio funciona con una tensión de 120 voltios y, en este Mercedes Clase S, alimenta un motor eléctrico de 20 CV, que secunda o suplanta –depende de las circunstancias- al motor térmico del S400 HYBRID, que rinde 279 CV extraídos de su V6 de 3,5 litros. En momentos de máxima solicitación, la suma de ambos rendimientos genera un par máximo de 39,3 mkg, con lo que este Clase S alcanza los 100 km/h desde parado en 7,2 segundos.

Las ventajas de disponer de un motor eléctrico situado entre el térmico y la caja de cambios se extienden más allá de las prestaciones. El motor térmico se detiene por debajo de los 15 km/h de velocidad, tanto al arrancar desde parado como en el camino a la detención, por lo que genera un importante ahorro de combustible además de un funcionamiento silencioso a baja velocidad. El consumo de gasolina se cifra en 7,9 l/100 km, nada menos que 2,2 l/100 km menos que la versión S 350 con sólo motor de gasolina. Con este consumo, la emisión de CO2 se reduce a sólo 186 g/km, convirtiéndose así en la berlina de lujo del mercado que menos contamina con este gas.

La gama de motores del Clase S 2009 se completa con dos opciones de gasóleo y seis de gasolina, éstos de seis, ocho y doce cilindros. El turbodiesel de rendimiento más contenido es el S350 CDI BlueEFFICIENCY, que ofrece una potencia de 235 CV con un consumo medio de 7,6 l/100 km y que también equipa la versión 4MATIC. Como tope de gama de gasóleo se encuentra el S 450 CDI, de 4 litros, ocho cilindros en V y 320 CV de potencia.

La versión de acceso a la gama de gasolina es el S 350, en versión de propulsión y 4MATIC, con el motor V6 de 272 CV. Más arriba se encuentra el S450, con motor V8 de 340 CV y el S500, de 388 CV, ambos también con la opción 4MATIC. El portaestandarte es el S600, con su V12 biturbo de 517 CV. Con él, la aceleración de 0 a 100 km/n se realiza en sólo 4,6 segundos y su punta es de 245 km/h. Las versiones con más directriz deportiva son las AMG, que apellidan a los S63 y S65, con 525 y 612 CV, respectivamente, en sus motores V8 y V12.

El diseño exterior del Mercedes Clase S 2009 también recibe una actualización, con nuevos paragolpes y parrilla delanteros y los faros bi-xenón de serie. Aparece un paquete con alumbrado LED y luces diurnas y un total de 52 LEDs en forma de doble C marcan la personalidad trasera del nuevo Clase S.

Las novedades tecnológicas se agolpan en el plano de la seguridad, tanto activa como pasiva. El Mercedes Clase S 2009 dispone ya de los faros que adaptan de forma progresiva su haz según el tráfico, además de contar con las luces de carretera de encendido automático mientras que las de cruce pueden aumentar su alcance desde los 65 hasta 300 metros. El sistema de visión nocturna introducido en la anterior generación se mejora con un detector de peatones mientras que aparece también el control del cambio involuntario de carril y el reconocimiento de las señales de tráfico de limitación de velocidad.

El nuevo Clase S también se convierte en gendarme de nuestro cansancio, gracias al sistema ATTENTION ASSIST, que evalúa 70 parámetros diferentes de la conducción para avisar al conductor de un nivel de atención y evitar la somnolencia. Por otra parte, el radar del sistema de control de crucero activo sube su alcance hasta los 200 metros y mejora la detección de movimientos de los coches que circulan delante. La reacción del sistema puede llegar a un frenado a fondo, si el conductor no reacciona adecuadamente, 0,6 segundos antes del golpe estimado.

El Active Body Control (ABC) se suma al estabilizador de viento lateral de manera que el sistema varía automáticamente la dureza de la amortiguación de cada rueda para compensar los efectos de las rachas de viento. El equipo de frenos se optimiza con el freno de rotación vectorial, que frena la rueda interior trasera la agilizar aún más al vehículo en fase de conducción límite.

Los sistemas multimedia no podían quedarse atrás, por lo que se añade la tecnología SPLITVIEW por la cual conductor y acompañante pueden ver dos imágenes distintas en la pantalla central del salpicadero. El sistema COMAND amplía sus prestaciones, entre otras maneras, mediante un sistema de navegación en disco duro de 40 GB. Opcionalmente, puede disponerse de dos pantallas para los pasajeros traseros, que pueden interactuar con el sistema COMAND mediante mandos a distancia, y escucharse el sistema de sonido surround “Logic7”, de excepcional calidad.

Galería relacionada

Mercedes Clase S 2009

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...