Publicidad

Nuevo Mercedes Clase B

Diseño más moderno, dotado de la última tecnología en seguridad y motores más eficientes, el Mercedes Clase B se presenta con un buen ramillete de argumentos positivos a su favor. Debutará oficialmente en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt y empezará a venderse en noviembre de 2011.
-
Nuevo Mercedes Clase B
Nuevo Mercedes Clase B

Ya habíamos visto su interior e incluso lo hemos conducido virtualmente, pero ahora ya conocemos otros detalles interesantes concernientes a los capítulos tecnológico y mecánico. El nuevo Mercedes-Clase B es la primera gran apuesta en vehículos de pequeño tamaño de la marca de la estrella -muy pronto vendrá el esperado Clase A, que se batirá el cobre con las nuevas generaciones de los compactos premium BMW Serie 1 y Audi A3 -. Su estreno oficial será el próximo mes de septiembre en el Salón de Frankfurt, mientras que en noviembre se marcará el inicio de su nueva etapa comercial.

A pesar de que el nuevo Mercedes Clase B cuenta con un diseño más moderno desde todos sus puntos de vista, sigue conservando esa especie de imagen de monovolumen pequeño, aunque hay que reconocer que gana presencia estética gracias, en parte, a unas dimensiones diferentes respecto a la anterior generación. En el nuevo modelo, destaca la mayor longitud y la mayor anchura, mientras que la altura es ligeramente menor (el Clase B nuevo mide 4.359 mm de largo, 1.786 mm de ancho y 1.557 mm de alto).

En la estética del nuevo Clase B no sólo se ha buscado ofrecer un producto más atractivo, sino que también se han utilizado elementos muy específicos con otro importante objetivo: el componente aerodinámico. La firma de la estrella anuncia para este modelo un coeficiente aerodinámico Cx de 0,26, un dato realmente positivo. Esto ha sido posible gracias a diversos detalles optimizados como la circulación de aire en torno a las ruedas delanteras, el propio diseño de los bajos del vehículo, la conducción del aire de refrigeración y la utilización de unos nuevos spoilers dentados en los pasos de rueda.

El intenso trabajo aerodinámico, junto a la utilización de nuevas mecánicas y cajas de cambio, contribuye a una notable mejora en términos de eficiencia. En primer lugar, tanto las versiones Diesel como de gasolina contarán de serie con la función ECO con sistema de parada y arranque automático del motor. Asimismo, todos los propulsores serán de cuatro cilindros y recurrirán a la sobrealimentación mediante turbocompresor. En la oferta de gasolina del nuevo Clase B, estarán disponibles dos versiones de un motor de inyección directa de tercera generación y 1,8 litros de cilindrada. Dichas variantes son el B 180 de 122 CV y 20,39 mkg a 1.250 rpm de par motor, por un lado, y por otro, el B 200 con 156 CV y 25,49 mkg de par a 1.250 rpm.

El Clase B utiliza la estructura modular de construcción 'Energy Space', que permite adaptar tanto la carrocería del vehículo como el piso del mismo a diversos y variados sistemas de propulsión. Aunque la firma alemana aún no lo ha anunciado, esto hace pensar que este modelo podría tener alguna versión híbrida, cien por cien eléctrica o, quién sabe, una variante eléctrica con pila de combustible de hidrógeno (ya hay un prototipo, el Clase B Fuel Cell, que ya ha acumulado un gran puñado de kilómetros a sus espaldas).

Para los que prefieran el Diesel, se ofrecerán dos alternativas de un mismo motor 1.8 CDI con sistema de inyección directa common rail de tercera generación. La versión de acceso a la gama de gasóleo será el B 180 CDI de 109 CV y 20,39 mkg a 1.400 rpm, mientras que un escalón por encima se situará el B 200 CDI de 136 CV y 30,59 mkg de par a partir de 1.600 rpm.

Según versiones, las distintas mecánicas del Clase B se podrán combinar con dos nuevas cajas de cambio, una manual de seis velocidades y una automática de doble embrague 7G-DCT de siete marchas. Pero éstas no son las únicas novedades técnicas, ya que, según Mercedes, su dinamismo y agilidad crecen con la utilización de un nuevo sistema de suspensiones, un centro de gravedad más bajo, un nuevo sistema de frenado y una nueva dirección electromecánica de respuesta más rápida y precisa.

El nuevo Mercedes Clase B podrá presumir de ser el único vehículo en el mercado en equipar de serie con un sistema de advertencia anticolisión, en este caso, el denominado Collision Prevention Assist. En este dispositivo, la columna vertebral reside en un radar con servofreno de emergencia adaptativo. Pero éste no será el único sistema de seguridad, ya que también se podrán elegir otras tecnologías como la conexión automática de luces de cruce, el control del ángulo muerto, el detector involuntario de cambio de carril y la función HOLD de ayuda al arranque en pendiente.

A pesar de el mayor dinamismo y la agilidad prometidos por Mercedes-Benz, el nuevo Clase no se olvida de sus raíces monovolumen. Por ello, ofrece una destacada modularidad interior con la utilización del sistema Easy-Vario-Plus, un dispositivo que permite modificar con gran facilidad el habitáculo para llevar objetos de gran tamaño. Gracias a él, se puede ajustar longitudinalmente los asientos traseros en un margen de 140 mm, además de poder abatir casi por completo el asiento del acompañante del conductor. En cuanto a espacio disponible para el maletero, éste podrá oscilar entre los 488 y los 666 litros/.

Galería relacionada

Nuevo Mercedes-Benz Clase B