Mercedes-Benz GLC F-Cell, nuevo coche de hidrógeno y electricidad

No llegará hasta 2018, pero ya conocemos los planes de Mercedes para introducir su primer coche de pila de combustible, tomando la base de un Mercedes GLC.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Mercedes-Benz GLC F-Cell, nuevo coche de hidrógeno y electricidad
Mercedes-Benz GLC F-Cell, nuevo coche de hidrógeno y electricidad

Los coches de pila de combustible, que utilizan el hidrógeno para generar electricidad mediante un proceso químico (denominado electrolisis inversa), acaparan cada vez más los titulares en los medios. Ya conocíamos las propuestas procedentes desde el Lejano Oriente: Toyota Mirai, Hyundai Tucson/i35 Fuel Cell y Honda Clarity Fuel Cell son tres de los más destacados. En el futuro próximo las marcas europeas se irán lanzando poco a poco y el prototipo Mercedes-Benz GLC F-Cell es uno de los últimos avances.

Tras conocer recientemente las intenciones de BMW de introducir su propio vehículo de pila de combustible antes del final de la década (un BMW i5 como posible modelo y en colaboración con Toyota), ahora es Mercedes-Benz la que ha confirmado sus planes para el 2017. Será ese año, en el Salón de Frankfurt que tendrá lugar en septiembre, cuando se presente el Mercedes GLC F-Cell, que saldrá al mercado ya en 2018.

El SUV alemán de hidrógeno promete una autonomía de 600 kilómetros, por encima de los 482 km que anuncia el Toyota Mirai y de los 560 km de la propuesta de Hyundai, pero por debajo de los 700 km del Honda Clarity. El tiempo de recarga estimado de los tanques de hidrógeno será de unos 3 minutos, en línea con lo conocido hasta ahora. Todo el conjunto mecánico que impulse al Mercedes GLC F-Cell, del que se anuncia un desarrollo completamente nuevo, estará instalado en bajo el capó.

La información revelada por Mercedes aún escasa, pero sí que se sabe que se venderá en mercados específicos. El precio de venta directa será de unos 71.300 euros, aunque se dará la opción de obtenerlo mediante un programa mensual de leasing.

No es la primera vez que Mercedes-Benz experimenta sobre la tecnología de pila de combustible de hidrógeno. Ya hace unos años desarrolló un prototipo, el Clase B Fuel Cell, que ya daba muestras de que el fabricante alemán quería apostar por esta tecnología.

 

- También te puede interesar:

Primera prueba: Mercedes GLC 250d 4Matic, polifacético y con estilo.

Al volante del nuevo Toyota Mirai: el coche del futuro ya está aquí.

Conducimos el Hyundai ix35 FCEV: el hidrógeno ya está aquí.

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...