Mercedes-AMG GT, ha nacido una nueva estrella

El segundo superdeportivo desarrollado completamente por AMG ya está aquí. El nuevo Mercedes-AMG GT se presentará oficialmente en el Salón de París en unas semanas, pero ya podemos contemplar su espectacular imagen exterior y recrearnos con sus cifras oficiales. El nuevo motor V8 biturbo dará nombre a las dos versiones del nuevo biplaza alemán: GT, con 462 CV de potencia, y GT S, con 510 CV.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

Mercedes-AMG GT, ha nacido una nueva estrella
Mercedes-AMG GT, ha nacido una nueva estrella

Desde que se anunció el adiós definitivo al ‘alas de gaviota’ Mercedes SLS AMG, hemos ido recibiendo poco a poco informaciones respecto a su ‘sustituto’. El nuevo Mercedes–AMG GT toma el relevo del superdeportivo alemán como el segundo desarrollado completamente por AMG. Sin embargo, y a pesar de contar con ciertas similitudes estéticas, el AMG GT, producido en Affalterbach, será más asequible y más compacto: ‘un superdeportivo para todos los días’, dicen desde Mercedes.

El habitáculo, cargado de deportividad, exclusividad y cuidado por los detalles, ya era conocido por todos desde hace unos meses. Ahora podemos recrearnos con su agresiva imagen exterior: simplemente espectacular, con un larguísimo capó (como en el SLS AMG), una poderosa parrilla frontal, grandes entradas de aire, faros de LED, una elegante silueta en el techo en la zona trasera y un alerón atrás que se despliega a determinada velocidad. Como ya sabíamos, el AMG GT no hereda las ‘alas de gaviota’ del SLS, con el objetivo claro de reducir costes.

Mercedes-AMG GT

Nuevo motor V8 para dos nuevas variantes

Bajo ese enorme capó se encuentra en posición delantera-central (por detrás del tren frontal) un motor desarrollado específicamente para el Mercedes–AMG GT: un V8 de 4,0 litros de cilindrada. Adiós al carácter atmosférico del SLS, para dar la bienvenida a dos turbos integrados entre las dos bancadas del motor, y manteniendo eso sí la propulsión trasera. Mercedes anuncia un reparto de pesos casi equitativo, un 47 por ciento sobre el eje delantero y un 53 por ciento sobre el trasero, y un centro de gravedad muy bajo. Todo por lograr una sensación de conducción lo más deportiva posible.

El nuevo superdeportivo de AMG se ofrecerá en dos variantes: AMG GT, con 462 CV de potencia y 61,2 mkg de par; y un AMG GT S más ambicioso, con 510 CV y 66,3 mkg. Ambos, conectados a una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades, para registrar unas aceleraciones de 0 a 100 km/h en 4 segundos (GT) y 3,8 segundos (GT S), y alcanzar una velocidad punta limitada electrónicamente de 310 km/h. El apartado de la eficiencia no es su punto más fuerte: homologa 9,4 l/100 km y 216 g/km de emisiones de CO2.

Con una estructura hecha en aluminio, la báscula dictamina un peso de 1.540 kg para el Mercedes–AMG GT y 1.570 kg para el GT S, lo que se traduce en una relación peso-potencia de 3,3 kg/CV y 3 kg/CV, respectivamente. Es posible que más adelante Mercedes y AMG ofrezcan una versión más asequible con una potencia menor.

Mercedes-AMG GT

Deportividad para disfrutar

El futuro conductor del Mercedes–AMG GT tendrá a su disposición el ya conocido ‘AMG Ride Control’, que permite elegir entre varios modos de conducción y variar así el comportamiento del coche, de las suspensiones y el sonido: ‘Comfort’, ‘Sport’, ‘Sport+’ e ‘Individual’, este último para configurarlo según le apetezca al conductor. Para la variante GT S estará disponible también un modo ‘Race’, pensado para su uso en circuito, y el paquete ‘AMG Dynamic Plus’, que incluye soportes activos para motor y transmisión que varían electrónicamente su dureza y, así, reducir balanceos en curva.

Continuando con el apartado deportivo, habrá que sumarle además el diferencial autoblocante mecánico trasero para el Mercedes–AMG GT, y un más eficaz diferencial electrónico para el GT S. De serie, el nuevo superdeportivo alemán viene con discos ventilados de 360 mm en la variante GT y de 390 mm en el los frenos delanteros del GT S; de manera opcional, se ofrecen frenos cerámicos de 402 mm delante y 360 mm detrás. Todo esto, en llantas de 19 pulgadas en el GT y de 20 pulgadas en el GT S, con la posibilidad de montar neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 desarrollados específicamente para el nuevo AMG GT.

Mercedes-AMG GT

Nuestra opinión

Con la mayoría de datos ya en la mano, ahora esperamos ansiosos el momento de ponernos a su volante. El nuevo Mercedes-AMG GT no será tan exclusivo como el SLS ni tan caro (se vendía por más de 200.000 euros), pero se convertirá en un producto más al alcance del ‘mundo terrenal’. ¿Lograrán emular el espectacular sonido del SLS con motor atmosférico en el nuevo GT sobrealimentado? AMG ha trabajado para conseguirlo. En el vídeo que acompaña al texto puedes comprobarlo.

Galería relacionada

El Mercedes-AMG GT se desvela

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...