Publicidad

Mazda MX-5 Speedster Evolution: el coche más ligero del SEMA

Si pensabas que el roadster MX-5 ya era lo suficientemente ligero, al SEMA de las Vegas Mazda ha llevado un prototipo un 15 por ciento todavía más liviano.
Lorenzo Alcocer -
Mazda MX-5 Speedster Evolution: el coche más ligero del SEMA
Mazda MX-5 Speedster Evolution: el coche más ligero del SEMA

No esperes ver en el SEMA 2016 un Mazda MX-5 con medio millar de CV o una docena de cilindros, como todo prototipo que se precie y quiera destacar en la cita del tunning más extravagante del planeta. Esa no es la filosofía de Mazda, ni de su modelo fetiche, el roadster MX-5 (con permiso del desaparecido RX de motor rotativo). Con la ligereza por bandera, un Mazda MX-5 solo puede ser mejor si pesa todavía menos. Ya en 2015, Mazda presentó el MX-5 Speedster, un prototipo aligerado del MX-5 de calle, que dejaba la báscula en 943 kilos, desde los 1.050 de la versión matriculable. Pero los hombres de Mazda se han vuelto a preguntar otra vez cuánto más podrían adelgazar aquél concepto y la respuesta es el MX-5 Speedster Evolution.

Mazda MX-5 Speedster Evolution

Mazda anuncia un peso de 898 kilos para el Speedster Evolution. Para conseguirlo, ha sacrificado el marco del parabrisas como solución más extrema, ha rediseñado paragolpes y taloneras, recurrido a la fibra de carbono para fabricar el faldón delantero y las propias taloneras y ha modificado la zona de los arcos de seguridad. Respecto al primer Speedster, en el Evolution se ha sustituido el cuadro original de relojes, por una pantalla digital; la batería convencional (11,4 kilos) por una de litio (2 kilos) y se ha montado el equipo de frenos (discos y pinzas) de los MX-5 2.0 Sport Package de calle. Las suspensiones, regulables, provienen de los MX-5 de carreras de la Global Cup y los neumáticos son unos slicks BFGoodrich G-Force Rival R1 en medidas 225/45 R17 montados sobre llantas RAYS 57 Transcend Gram Lights. Los asientos son de tipo baquet con la carcasa de fibra de carbono.

Parte de todo este trabajo también se ha aplicado a otro prototipo, el Kuro, desarrollado a partir del próximo MX-5 RF con techo duro escamoteable que Mazda comercializará en 2017. En este caso, el Mazda MX-5 RF Kuro recurre a elementos de suspensión y frenos utilizados por los MX-5 de la Global Cup y se ha pintado de un específico color negro metálico satinado.

También te puede interesar:

Probamos el Fiat 124 Spider, "clon" del Mazda MX-5

Comparativa: Mazda MX-5 & Mini Cabrio

25 aniversario del Mazda MX-5