Lamborghini Sesto Elemento

999 kg, 570 CV, fibra de carbono por doquier, el Sesto Elemento de Lamborghini continúa causando una gran expectación entre los aficionados al mundo del motor. Este superdeportivo y el no menos espectacular Aventador son las nuevas cartas ganadoras de la firma italiana.
-
Lamborghini Sesto Elemento
Lamborghini Sesto Elemento

Un nombre: Sesto Elemento. Un lugar: Salón del Automóvil de París 2010. Ya han transcurrido seis meses del debut oficial de la nueva creación de la firma italiana y este impresionante vehículo vuelve a estar de actualidad. El motivo: la posible producción de un número limitado de unidades.

Más de un pedido en Alemania y un total de tres en un concesionario de San Diego (California, Estados Unidos), éste es, por el momento, el número total de peticiones en firme que ha recibido Lamborghini para la fabricación en exclusiva del Sesto Elemento.

¿Qué opinas? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.

Por el momento, la firma de Sant’Agata Bolognese (Italia) no ha anunciado de forma oficial el inicio de su producción. Durante su presentación en París 2010, sí que se especuló con la posibilidad de fabricar un número de unidades muy limitado que en ningún caso superarían la decena. Sin embargo, el interés y expectación creados por esta joya de la ingeniería, cuyo coste final debería superar con creces los dos millones de euros, pueden hacer cambiar de idea a los máximos responsables de Lamborghini.

El porqué de esta denominación, según Lamborghini, hay que buscarlo en el sexto elemento de la tabla periódica: el carbono. Precisamente, la fibra de carbono es el material que más se repite en este superdeportivo de altos vuelos. Además de un chasis monocasco fabricante íntegramente en este componente, la fibra de carbono mezclada con plásticos reforzados también está presente en el subchasis delantero, en el árbol de transmisión, en la carrocería y en los brazos de la suspensión.

La máxima ligereza ha sido la principal línea maestra que se ha seguido en el desarrollo del Lamborghini Sesto Elemento. Fruto del empleo de la fibra de carbono y de otros materiales ligeros, el peso total anunciado es de 999 kg, una cifra insignificante para toda la artillería que esconde bajo su espectacular carrocería. Un majestuoso motor central longitudinal 5.2 V10 de 570 CV hará temblar el asfalto a su paso, con una increíble relación peso/potencia de 1,75 kg por cada CV. Con esta base, la aceleración anunciada no es apta para cardíacos: 0 a 100 km/h en 2,5 segundos, más raudo y veloz incluso que otra de las últimas joyas de Lamborghini, el Aventador LP 700-4.

En pos de asegurar las máximas dosis de deportividad y seguridad, el Sesto Elemento incorpora un sistema de tracción integral permanente en el que se incluye un diferencial central de acoplamiento viscoso con autoblocante que actúa sobre el eje trasero. El tipo de cambio es robotizado e-gear, mientras que para los frenos se han elegido unos discos carbo-cerámicos.

En contraposición a la espectacularidad de la imagen exterior, con difusores, aberturas de ventilación y faldones por doquier, nos encontramos con un interior minimalista. En él, toman protagonismo los tres únicos botones colocados en la consola central: uno para arrancar el motor, otro para engranar la marcha atrás y el último para accionar las luces.

En definitiva, el Sesto Elemento tiene motivos de sobra para ser uno de los Dioses actuales del mundo del motor. Una vez más, gracias, Lamborghini.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...