Hyundai i10

Hyundai ha mostrado en Europa su nuevo modelo i10, el utilitario de la marca coreana -sustituto del Atos- que se pondrá a la venta en España el próximo mes de marzo. Destaca especialmente la imagen moderna de su carrocería, el acabado más cuidado y su mayor practicidad de uso. Tendrá motores de gasolina y Diesel y transmisiones manuales o automáticas.
-
Hyundai i10
Hyundai i10

Tras unos cuantos lavados de cara y mejoras a lo largo de su vida, el Hyundai pequeño estrena nueva imagen y nueva denominación, siguiendo las pautas de la nueva etapa de la marca coreana. Así, tras la comercialización del i30, la denominación escogida para el pequeño de la marca es i10. Pero no sólo el nombre refleja la modernidad, también la imagen del pequeño modelo hereda el nuevo ADN de Hyundai.

Destaca en el nuevo modelo un frontal más moderno y simpático, con grupos ópticos rasgados de grandes dimensiones, nueva toma de aire delantera y paragolpes más envolventes que, en las versiones con acabado más alto, incluyen faros antiniebla integrados en la parte baja. Las formas generales son bastante continuistas respecto a las de la edición anterior, en línea con el pequeño monovolumen de la marca (y también de Kia). La trasera es la zona que menos cambia del nuevo modelo, con un portón posterior bastante vertical, algo abombado y grandes pilotos situados a la altura de la cintura de la carrocería. No obstante, la distancia entre ejes se mantiene y la longitud no varía, aunque crece la anchura de la carrocería en dos centímetros y la altura en otros dos.

El interior sí presenta un cambio radical respecto al del Atos, ya que se ha intentado trasladar una imagen mucho más moderna, lujosa y desenfadada y mayor comodidad tanto para el conductor como para los ocupantes. Para empezar, estará disponible en tonalidades más claras que realzan la sensación de espacio, la palanca de cambios ha sido instalada en la propia consola central, más a mano para el conductor y la instrumentación es muy sencilla, con relojes independientes para velocímetro, cuentarrevoluciones e indicadores de temperatura y combustible. Contará con equipo de sonido con mp3 y entrada auxiliar de sonido, iluminación interior con diodos LED, etc. Además, el nuevo modelo dispondrá de dos mecánicas de gasolina y una Diesel, sistemas de transmisión manuales o automáticas, posibilidades de configuración interior e inéditos dispositivos de seguridad en la categoría, como el ESP disponible para toda la gama o los airbags frontales y laterales.

En el plano mecánico no hay muchas novedades respecto a la versión anterior, aunque la suspensión delantera, de tipo McPherson, ha sido instalada en un nuevo subchasis. La motorización inicial anunciada para el i10, que contará con caja de cambios manual de cinco velocidades o automática , es un cuatro cilindros de gasolina de 1,1 litros, que anuncia 66 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 10,1 mkg a 2.800 rpm. También se ofrecerá con el motor 1.1 CRDi de 75 CV y turbo de geometría variable (el mismo que emplea el Kia Picanto), aunque en este caso, con caja de cambios manual de cinco velocidades exclusivamente. Después del verano se incorporará una mecánica de gasolina de 1,2 litros y 75 CV, también con caja manual o automática para completar la oferta.

Entre la dotación de seguridad y confort, el i10 podrá contar con techo panorámico, sistema antibloqueo de frenos ABS, ESP, llantas de 14 ó 15 pulgadas de diámetro, airbags frontales y laterales, volante tapizado en cuero, asientos posteriores abatibles por partes, sistema de arranque sin llave y dirección asistida eléctrica.

Tras unos cuantos lavados de cara y mejoras a lo largo de su vida, el Hyundai pequeño estrena nueva imagen y nueva denominación, siguiendo las pautas de la nueva etapa de la marca coreana. Así, tras la comercialización del i30, la denominación escogida para el pequeño de la marca es i10. Pero no sólo el nombre refleja la modernidad, también la imagen del pequeño modelo hereda el nuevo ADN de Hyundai.

Destaca en el nuevo modelo un frontal más moderno y simpático, con grupos ópticos rasgados de grandes dimensiones, nueva toma de aire delantera y paragolpes más envolventes que, en las versiones con acabado más alto, incluyen faros antiniebla integrados en la parte baja. Las formas generales son bastante continuistas respecto a las de la edición anterior, en línea con el pequeño monovolumen de la marca (y también de Kia). La trasera es la zona que menos cambia del nuevo modelo, con un portón posterior bastante vertical, algo abombado y grandes pilotos situados a la altura de la cintura de la carrocería. No obstante, la distancia entre ejes se mantiene y la longitud no varía, aunque crece la anchura de la carrocería en dos centímetros y la altura en otros dos.

El interior sí presenta un cambio radical respecto al del Atos, ya que se ha intentado trasladar una imagen mucho más moderna, lujosa y desenfadada y mayor comodidad tanto para el conductor como para los ocupantes. Para empezar, estará disponible en tonalidades más claras que realzan la sensación de espacio, la palanca de cambios ha sido instalada en la propia consola central, más a mano para el conductor y la instrumentación es muy sencilla, con relojes independientes para velocímetro, cuentarrevoluciones e indicadores de temperatura y combustible. Contará con equipo de sonido con mp3 y entrada auxiliar de sonido, iluminación interior con diodos LED, etc. Además, el nuevo modelo dispondrá de dos mecánicas de gasolina y una Diesel, sistemas de transmisión manuales o automáticas, posibilidades de configuración interior e inéditos dispositivos de seguridad en la categoría, como el ESP disponible para toda la gama o los airbags frontales y laterales.

En el plano mecánico no hay muchas novedades respecto a la versión anterior, aunque la suspensión delantera, de tipo McPherson, ha sido instalada en un nuevo subchasis. La motorización inicial anunciada para el i10, que contará con caja de cambios manual de cinco velocidades o automática , es un cuatro cilindros de gasolina de 1,1 litros, que anuncia 66 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 10,1 mkg a 2.800 rpm. También se ofrecerá con el motor 1.1 CRDi de 75 CV y turbo de geometría variable (el mismo que emplea el Kia Picanto), aunque en este caso, con caja de cambios manual de cinco velocidades exclusivamente. Después del verano se incorporará una mecánica de gasolina de 1,2 litros y 75 CV, también con caja manual o automática para completar la oferta.

Entre la dotación de seguridad y confort, el i10 podrá contar con techo panorámico, sistema antibloqueo de frenos ABS, ESP, llantas de 14 ó 15 pulgadas de diámetro, airbags frontales y laterales, volante tapizado en cuero, asientos posteriores abatibles por partes, sistema de arranque sin llave y dirección asistida eléctrica.

Tras unos cuantos lavados de cara y mejoras a lo largo de su vida, el Hyundai pequeño estrena nueva imagen y nueva denominación, siguiendo las pautas de la nueva etapa de la marca coreana. Así, tras la comercialización del i30, la denominación escogida para el pequeño de la marca es i10. Pero no sólo el nombre refleja la modernidad, también la imagen del pequeño modelo hereda el nuevo ADN de Hyundai.

Destaca en el nuevo modelo un frontal más moderno y simpático, con grupos ópticos rasgados de grandes dimensiones, nueva toma de aire delantera y paragolpes más envolventes que, en las versiones con acabado más alto, incluyen faros antiniebla integrados en la parte baja. Las formas generales son bastante continuistas respecto a las de la edición anterior, en línea con el pequeño monovolumen de la marca (y también de Kia). La trasera es la zona que menos cambia del nuevo modelo, con un portón posterior bastante vertical, algo abombado y grandes pilotos situados a la altura de la cintura de la carrocería. No obstante, la distancia entre ejes se mantiene y la longitud no varía, aunque crece la anchura de la carrocería en dos centímetros y la altura en otros dos.

El interior sí presenta un cambio radical respecto al del Atos, ya que se ha intentado trasladar una imagen mucho más moderna, lujosa y desenfadada y mayor comodidad tanto para el conductor como para los ocupantes. Para empezar, estará disponible en tonalidades más claras que realzan la sensación de espacio, la palanca de cambios ha sido instalada en la propia consola central, más a mano para el conductor y la instrumentación es muy sencilla, con relojes independientes para velocímetro, cuentarrevoluciones e indicadores de temperatura y combustible. Contará con equipo de sonido con mp3 y entrada auxiliar de sonido, iluminación interior con diodos LED, etc. Además, el nuevo modelo dispondrá de dos mecánicas de gasolina y una Diesel, sistemas de transmisión manuales o automáticas, posibilidades de configuración interior e inéditos dispositivos de seguridad en la categoría, como el ESP disponible para toda la gama o los airbags frontales y laterales.

En el plano mecánico no hay muchas novedades respecto a la versión anterior, aunque la suspensión delantera, de tipo McPherson, ha sido instalada en un nuevo subchasis. La motorización inicial anunciada para el i10, que contará con caja de cambios manual de cinco velocidades o automática , es un cuatro cilindros de gasolina de 1,1 litros, que anuncia 66 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 10,1 mkg a 2.800 rpm. También se ofrecerá con el motor 1.1 CRDi de 75 CV y turbo de geometría variable (el mismo que emplea el Kia Picanto), aunque en este caso, con caja de cambios manual de cinco velocidades exclusivamente. Después del verano se incorporará una mecánica de gasolina de 1,2 litros y 75 CV, también con caja manual o automática para completar la oferta.

Entre la dotación de seguridad y confort, el i10 podrá contar con techo panorámico, sistema antibloqueo de frenos ABS, ESP, llantas de 14 ó 15 pulgadas de diámetro, airbags frontales y laterales, volante tapizado en cuero, asientos posteriores abatibles por partes, sistema de arranque sin llave y dirección asistida eléctrica.

Galería relacionada

Hyundai i10

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...