Publicidad

Hyundai ix35

El Tucson es pasado. El nuevo ix35 es un producto completamente nuevo de arriba a abajo. Estrena plataforma, motores, sistema stop-start, cambio automático de 6 velocidades, techo panorámico, etc, pero, sobre todo, destaca por un diseño que realza su presentación técnica.
-
Hyundai ix35
Hyundai ix35

El nuevo ix35 refleja las ambiciones de Hyundai por hacerse un hueco entre los fabricantes más reconocidos. Su velocidad de crucero no para de subir, si bien es cierto que sus primeros productos europeos tenían mucho margen de mejora. Generación tras generación acortan diferencias y este ix35 parece que viene con todos los argumentos para situarse al nivel de modelos con el peso del Nissan Qashqai, Ford Kuga o Toyota RAV4, entre otros. Su longitud sube hasta los 4,41 metros.

Resulta muy subjetivo hablar de diseño, pero seguro que el Hyundai ix35 enganchará por sus formas. Está lleno de matices que denotan culto por el detalle: nervaduras remarcadas, diversidad de trazos, revestimentos o cromados consiguen transmitir calidad al producto. Su inédita parrilla hexagonal será a partir de ahora santo y seña de la marca, su icono estilístico para reconocer a un Hyundai a golpe de vista.

La nueva plataforma será también base de sustentación del futuro i30 y del Kia Sportage, clónico de la otra marca del Grupo. Se ha tenido en cuenta para que los diseños finales no se vean condicionados por utilizar una misma plataforma. Los cinco motores anunciados son nuevos. En diesel se anuncia un inédito 1.7 CRDI de 115 CV que promete un buen equilibrio dinámico. No han trascendido por ahora muchas características, pero sí que llevará sistema stop-start. Sobre el conocido bloque 2.0 CRDI habrá una nueva variante de 136 CV y una impactante de 185, toda una declaración por la máxima prestación en este segmento.

La prestación en gasolina vendrá por un 2.0 de 163 CV y la economía de consumo por una sofisticada 1.6 GDi de 140. Las siglas GDi hacen referencia a un sistema de inyección directa. Como el pequeño Diesel, el GDi se servirá con sistema stop-start.

El habitáculo destaca por la buena presentación de un salpicadero muy bien trabajado. Detrás el suelo es prácticamente plano, sin apenas intrusión de un túnel central muy bajo, indistintamente en las versiones de 2 o 4 ruedas motrices. Habrá dos acabados, monocolor o bicolor, para el salpicadero cuyas superficies son rígidas. Llegan complementos como el indicador de marcha de cambio adecuada, pantalla de marcha atrás, ésta insertada en el propio espejo retrovisor central o en la pantalla del sistema de navegación, según equipamiento; llave electrónica y arranque por pulsador.

Galería relacionada

Hyundai ix35