Ford Kuga

El próximo año aumentará la oferta de modelos SUV con la llegada del Kuga, la apuesta de la firma del óvalo en esta nueva categoría del mercado. Renault y Volkswagen preparan sus armas con Koleos y Tiguan, sus rivales más directos.
-
Ford Kuga
Ford Kuga

Durante el más que prometedor Salón de Frankfurt, verá la luz el todo-camino de Ford, denominado Kuga, aunque no será su versión de producción definitiva lo que se muestre, sino un anticipo lo más parecido posible a ésta. Salvo algunos detalles decorativos interiores, apenas debería haber diferencias apreciables respecto al modelo de producción, que hará su aparición en toda Europa en la primera mitad de 2008.

Tendrá como rivales a algunos modelos que están “robando” ventas a protagonistas tradicionales del segmento C (Focus, Golf y compañía), por ejemplo el exitoso Nissan Qashqai, de medidas similares, así como otros SUV que aún están por llegar, como el VW Tiguan. Se trata de un segmento que está de moda y en pleno crecimiento, en el que se ha fijado un público interesado fundamentalmente en los rasgos distintivos de diseño, ya que en muchos casos las aptitudes todo-terreno de estos nuevos automóviles no suelen ser la prioridad principal; de hecho, algunos se comercializan con variantes de tracción a las ruedas delanteras. Esto mismo será lo que ocurra con el Kuga, que se ofrecerá con dos sistema de tracción, uno inteligente a las cuatro ruedas y otro únicamente al eje anterior, idóneo para quienes prefieran ahorrarse un suplemento en la factura final y no les compense la estabilidad en carretera y el incremento de posibilidades fuera de ella que supone la tracción 4x4.

Las líneas del Kuga se inspiran en el prototipo Iosis X Concept, una propuesta que se dio a conocer en el Salón del Automóvil de París de 2006, momento en el que el presidente y jefe operativo de Ford Europa, prometió que en menos de dos años incorporarían a este segmento un vehículo completamente nuevo, desarrollado y construido enteramente por su compañía. Es el último exponente del llamado Kinetic Design y, en palabras de sus responsables, “desarrolla de forma clara el aspecto que queremos que tengan los coches de nuestra marca”. Sus rasgos más distintivos son la parrilla trapezoidal y unos contornos musculosos que se realzan en el modelo que se podrá ver en Frankfurt gracias a su pintura “blanco hielo”, la misma que decoraba al Iosis X Concept.

La altura del techo, sin embargo, es superior a la del Concept para poder albergar más cómodamente a cinco pasajeros. Otros detalles prácticos son la apertura del portón trasero en dos mitades, mediante una puerta partida que también divide los grupos ópticos posteriores, así como un cristal panorámico que se ofrecerá opcionalmente para lograr una mayor sensación de amplitud en el interior del habitáculo, muy desahogado según lo que aseguran en Ford. Por cierto, que contará con un ergonómico tablero de instrumentos y una consola central con multitud de huecos para depositar objetos. A su vez, la posición elevada de los asientos y el bajo hombro de las puertas proporcionan una buena visibilidad del entorno para el conductor y los pasajeros, algo fundamental si se pretende hacer algún recorrido por zonas de campo y tener mejor perspectiva de los obstáculos cercanos.

Los materiales del interior reflejan el grado de personalización del que podrán beneficiarse los clientes del Kuga, que, según acabados, dispondrá de tejidos técnicos, cueros finos y llamativas tonalidades anaranjadas.

Los remates en color ébano envuelven la consola central y el centro de las puertas destaca por su acabado en “blanco piano”. Otro aspecto a tener en cuenta es el nuevo sistema de navegación Blaupunkt con pantalla en color de 7 pulgadas, en la que también se podrán ver las imágenes que capte una cámara trasera situada en el portón, y que se conocerá en su versión definitiva una vez que el modelo haya entrado en producción en la factoría que Ford tiene en Saarlouis, Alemania.

La marca proclama muy buenas capacidades para el Kuga, tanto en carretera como fuera de ella. Estará impulsado por el probado propulsor turbodiesel common-rail TDCi de dos litros y 136 CV, caracterizado por su suavidad de funcionamiento y buen nivel de dinamismo en otros modelos de la marca, e irá acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades. Todavía no hay cifras de prestaciones, ni datos técnicos sobre el consumo, peso o emisiones de CO2, ya que éstos se comunicarán a medida que se aproxime la fecha de lanzamiento. Lo que sí se sabe es que se ha ido en busca del placer de conducción, pero también se ha tratado de conseguir un cierto carácter deportivo, sobre todo en la versión equipada con tracción a las cuatro ruedas, capaz de otorgar un comportamiento y unas reacciones más eficaces que la variante de tracción delantera. Veremos si el resultado es tan bueno como prometen sus creadores, que esperan seducir a nuevos clientes con este atractivo SUV.

Galería relacionada

Ford Kuga Frankfurt

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...