Ford Fiesta eléctrico

En los alrededores de la ciudad de México, nuestros colegas de Automóvil Panamericano han “cazado” estas imágenes de un Ford Fiesta sedán 2011 eléctrico. Quizás lo podamos tocar en Detroit 2010.
-
Ford Fiesta eléctrico
Ford Fiesta eléctrico

Ford ensaya el modelo que presumiblemente rivalizará en el mercado con el Nissan Leaf y el Chevrolet Volt, cuyos lanzamientos están anunciados para el año próximo, 2010. No se habían filtrado detalles de este proyecto, que Ford ha mantenido en gran secreto, desarrollándolo en su mayor parte en México. Sí hubo anteriormente un conato de mantener en el mercado un modelo eléctrico junto a la empresa noruega Think, pero Ford acabó abandonando el proyecto, que Think sigue llevando adelante en solitario.

El vehículo visto cerca en México tenía un funcionamiento completamente silencioso y mostraba su enchufe amarillo en la zona delantera, como podéis apreciar en las imágenes. Además, llevaba instalados aparatos de medición y, en el momento en que fueron tomadas las fotos, estaba haciendo pruebas de arrancada en subida.

Parece lógico pensar que, en el punto de desarrollo que parece estar el Fiesta eléctrico, Ford pudiera presentarlo en la próxima edición del Salón del Automóvil de Detroit, en enero de 2010, o tal vez en el de Los Angeles, poco después.

Desconocemos los detalles técnicos de este modelo, pero sí sabemos que será exclusivamente eléctrico. Durante el Salón de Detroit de este año, Ford anunció su pleno compromiso con el vehículo eléctrico, y allí fijó para 2011 la introducción del primero de sus coches de batería en Estados Unidos, basados en dos nuevas plataformas globales. Una de ellas sería la del Focus, cuya primera realización será el nuevo C-Max que se presenta en el Salón de Frankfurt 2009. La segunda, no anunciada (porque entonces se sugirió que podría ser un modelo superior, basado en plataforma C/D), sería este Fiesta, basado en la plataforma B. En 2012, de acuerdo con Bill Ford, la compañía tendría cuatro vehículos eléctricos en el mercado.

Entre los Salones de Detroit y de Frankfurt, Ford desveló durante el certamen de Ginebra 2009 un prototipo de furgoneta pequeña, el Ford Tourneo, electrificado por la compañía Tanfield. Previsiblemente, podría arrancar en el mercado británico en 2010.

El Focus prototipo presentado por Ford a principios de 2009 fue una realización de Magna internacional, que ofrecía una potencia de 100 CV (suficientes para lograr una velocidad máxima de 175 km/h) y un rango de autonomía de más de 160 kilómetros. La propuesta, espontáneamente presentada por Magna, fue sometida a meses y miles de kilómetros de pruebas, que quizás hayan convencido a Ford de la viabilidad de la electrificación de sus coches convencionales. Previsiblemente, un esquema escalado sería el que adoptaría el Fiesta eléctrico.

Además, Ford está estudiando un sistema de alquiler de las baterías (similar al de Nissan) para que el precio del Fiesta eléctrico> quede por debajo de los 14.000 euros.

Recientemente, Ford ha presentado en Estados Unidos un sistema de recarga programable, que también permitirá que los coches se comuniquen con la red eléctrica cuando estén conectados, de manera que la recarga se produzca en los momentos óptimos en cuanto a tarifas y sin causar sobretensiones a la red.

Puede que realmente Ford vaya a poner el pilar de su estrategia de vehículos eléctricos en el Fiesta, pero, mirando detenidamente las fotos y recopilando la información que tenemos sobre la estrategia de Ford (y añadiendo buenas dosis de sentido común), lo cierto es que nos preguntamos si, bajo todo ese disfraz, no se esconde al fin y al cabo un Focus. O mejor, un modelo a medio camino entre el Fiesta y el Focus, que podría utilizar elementos de una y otra plataforma.

<

p>

A favor de esta tesis cuenta el hecho de que Ford prepara (ya con el nuevo C-Max) el inmediato debut de una nueva plataforma 'media' multivalente (Ford y Volvo) en la que podría estructurarse mejor (que en una de Fiesta) las baterías y elementos específicos eléctricos, además de contar con un espacio para ocupantes y carga que haga competitivo al vehículo como 'todo uso'. Por otro lado, ya que un vehículo eléctrico tiene un coste superior, que se trate de un coche de tamaño más generoso que el de un Fiesta sería más coherente (salvo que, en efecto, las baterías sean de alquiler, como plantea el Nissan Leaf, y entonces ese coste no cuenta en el precio base del vehículo).

Desde el punto de vista de la competencia en el mercado, los fabricantes de gran serie entrarán en el mercado del eléctrico con un coche de tamaño y capacidades superiores a las del Fiesta.

En conclusión, es posible que estemos ante un prototipo derivado del Fiesta (recordemos, por ejemplo, que el Fiesta estará disponible en berlina tres volúmenes de mayor tamaño que el 3/5 puertas en ciertos mercados fuera de Europa, incluyendo América), pero parece lógico pensar que se trata de un nuevo enfoque de vehículo (y no sólo por su tracción eléctrica), que cubriría un hueco a caballo entre el Fiesta y el Focus. Al tiempo.

<

p>

Galería relacionada

El Ford eléctrico, cazado

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...