Publicidad

Ford C-Max

Si el IosisMax prometía un concepto de monovolumen revolucionario, su heredero directo, el C-Max, responde mucho más a lo convencional.
-
Ford C-Max
Ford C-Max

Vale, parece claro que el futuro C-Max acaparará todo tipo de miradas, pero con el Kuga y el S-Max en la cartera de productos de Ford, el C-Max sólo parece integrante más. Y es que, en sus líneas maestras hay demasiados parecidos al SUV compacto —frontal y trasera— como al monovolumen grande —perfil, aunque mucho más bajo, y línea descendente del techo—, siendo el estilo Kinetic la base global de este Ford. Sin riesgos, un valor seguro capaz de enganchar a primera vista.

La que aquí vemos es la primera de las carrocerías que verán la luz, la de cinco plazas y… Sí, con puertas convencionales. Las de tipo corredizo prometidas por el arriesgado IosisMax se dejan para el futuro, cuando aparezca la carrocería de 7 plazas, con tres filas de asientos, algo más de batalla y longitud. La experiencia del grupo con el Mazda5 será vital. A mediados de 2010, se pondrá a la venta la variante de 5 plazas. Un año más tarde, más o menos, lo hará el 7 plazas. Antes de que acabe 2010 aparecerá el nuevo Focus, compartiendo base con este nuevo monovolumen. El C-Max se fabricará en exclusiva en la planta de Valencia.

Estrena nueva plataforma compacta de tipo modular, no una evolución de la actual, la cual servirá de base para todo el grupo, tanto para modelos europeos como americanos. Presumiblemente, Ford conservará el eje trasero de tipo multibrazo. Entre los nuevos elementos de seguridad, la marca cita el asistente de aparcamiento en paralelo y el detector de vehículo en ángulos muertos.

Sólo hay un motor confirmado, un 1.6 Ecoboost desarrollado para rendir entre 120 y 180 CV. Esta nueva familia de propulsores de inyección directa de gasolina turboalimentados promete una reducción del 20 por ciento en consumos y del 15 por ciento en emisiones contaminantes. Obviamente, no faltarán a la cita los Diesel TDCi en sus habituales cilindradas, con 1,6 y 2,0 litros, éstos también mejorados en rendimiento y eficiencia. Las transmisiones serán de 5 ó 6 relaciones, quedando en opción el cambio PowerShift con doble embrague. También se contempla el dispositivo Stop&Start, aunque puede que no se estandarice en todas las motorizaciones.

Galería relacionada

Ford C-Max 2010