Fisker Karma 2010

El fabricante norteamericano Fisker ha adelantado más detalles del Karma, un deportivo híbrido de cuatro puertas y cuatro plazas. Incorpora un motor de gasolina de origen General Motors y 260 CV, además de dos motores eléctricos que suman en total 300 kW (unos 403 CV).
-
Fisker Karma 2010
Fisker Karma 2010

A los Porsche Panamera, Maserati Quattroporte y Mercedes-Benz CLS, berlinas deportivas de cuatro puertas y cuatro asientos, les ha salido una interesante alternativa ecológica con el espectacular coche híbrido Fisker Karma.

El Fisker Karma es un auténtico laboratorio rodante. Además de su impresionante diseño, lo que más llama la atención es todo el batallón de soluciones tecnológicas que adopta. El motor térmico que monta, colocado en posición central delantera, en un propulsor de gasolina turboalimentado de origen General Motors que rinde 260 CV. Además de este motor, incorpora otros dos eléctricos de 150 kW cada uno (unos 403 CV en total) ubicados cerca de cada una de las ruedas traseras. Por su parte, las baterías de ión-litio de 200 Kilowatios se pueden recargar en una toma de corriente eléctrica convencional. El Fisker Karma cuenta, además, con el sistema de frenada regenerativa, dispositivo a través del cual se capta la energía cinética generada en una frenada o deceleración, se transforma en energía eléctrica y se almacena en la baterías. Éstas, en pos de favorecer al máximo la distribución de pesos del vehículo y, por tanto, su comportamiento, están colocadas en una zona intermedia bajo el piso del coche entre el eje delantero y trasero.

El Fisker Karma tiene dos modos de funcionamiento. En primer lugar, bajo la opción ‘Stealth Mode’, el Karma se impulsa de forma cien por cien eléctrica pudiendo recorrer hasta 80 km, con una aceleración de 0 a 100 km/h en seis segundos y una velocidad máxima de 153 km/h. Por otro lado, este deportivo de cuatro plazas también puede funcionar a través de la opción ‘Sport Mode’, en el que el motor de gasolina, las baterías y los motores eléctricos se encargan de mover a esta berlina de cuatro pasajeros. En este modo híbrido, la autonomía aumenta hasta los 483 kilómetros, la aceleración de 0 a 100 km/h también se produce en seis segundos, mientras que la velocidad máxima que se puede alcanzar se sitúa en los 200 km/h.

Entre su equipamiento y para no utilizar la energía almacenada en la batería convencional y en las baterías de ión-litio, se puede elegir como opción un techo solar con células foltovoltaicas que generan energía. Ésta sirve para hacer funcionar algunos de los sistemas eléctricos del habitáculo, tales como el aire acondicionado o el sistema de sonido.

Fisker tampoco ha querido escatimar en esfuerzos para dotar a su Karma de un completo equipamiento de seguridad. De esta forma, de serie se ofrece el ABS, el control de tracción, el control de estabilidad y dos airbags frontales. Respecto a los neumáticos, el Karma calza unos Michelin Pilot Sport PS2 de baja resistencia a la rodadura de las siguientes medidas: 245/35R22 delante y 265/35R22 detrás.

El nuevo Fisker Karma llegará a Europa el próximo año a un precio de partida de algo más de 78.700 euros. Para más adelante, Fisker comercializaría la versión S o descapotable, que incorporará techo retráctil rígido con idénticas características técnicas que la berlina.

Galería relacionada

Fisker Karma, al detalle

Te recomendamos

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Dos de los jugadores españoles de baloncesto en la NBA ponen a prueba el Kia Stinger ...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...