Publicidad

Ferrari Vettura Laboratorio

El Ferrari Vettura Laboratorio es un prototipo de superdeportivo híbrido basado en el 599 GTB Fiorano y presentado en la edición 2010 del Salón del Automóvil de Ginebra. La ‘Casa de Maranello’ ha aprovechado su experiencia en la F-1 para empezar a desarrollar y perfeccionar la tecnología híbrida en sus modelos de calle. El Fiorano es el primer supercoche de Ferrari con etiqueta ‘verde’.
-
Ferrari Vettura Laboratorio
Ferrari Vettura Laboratorio

Las marcas de coches deportivos continúan su avance para adaptarse a las normas medioambientales actuales y futuras. Si hace unos días Porsche confirmaba el 911 GT3 R Híbrido, la Casa de Maranello responde con el Ferrari Vettura Laboratorio, cuyo debut oficial ha tenido lugar en el Salón del Automóvil de Ginebra. Ambos vehículos son toda una prueba de que los coches de altas prestaciones también pueden reducir considerablemente el gasto de combustible y los niveles de emisiones de CO2.

El Ferrari Vettura Laboratorio toma como base el 599 GTB Fiorano. Supone un paso más del ambicioso objetivo que se ha marcado Ferrari de fabricar y producir supercoches eficientes. De hecho, con el lanzamiento en 2008 del California y en 2009 del F458 Italia, ‘Il Cavallino Rampante’ ya ha logrado bajar el nivel medio de emisiones de CO2 alrededor de un 30 por ciento. El Fiorano híbrido contribuirá a reducir aún más estos niveles.

Por el momento, Ferrari confirma que el 599 GTB Fiorano Hybrid es sólo un prototipo. Desde Maranello, se ha aprovechado el desarrollo del sistema KERS de la Fórmula Uno para perfeccionarlo y aplicarlo en un vehículo de calle.

El módulo eléctrico instalado en el 599 GTB Fiorano recibe el nombre de HY-KERS. En él, confluyen un motor eléctrico compacto y ligero –pesa 45 kg, según Ferrari- de algo más de 100 CV. Este propulsor eléctrico apoya al motor de gasolina 6.0 V12 de 620 CV en fases de aceleración, añadiendo un aporte extra de par motor. Pero no es su única función.

Cuando el 599 GTB Fiorano Hybrid decelera o frena, el módulo eléctrico capta la energía cinética generada, la transforma en energía eléctrica y la almacena en un pack de baterías de ión-litio colocada bajo el piso del coche. De esta forma, la batería está recibiendo constantemente un aporte de energía, sin correr, por tanto, el riesgo de quedar descargada. Asimismo, Ferrari asegura que a bajas velocidades y siempre y cuando el motor eléctrico funcione con las condiciones óptimas de temperatura –además del estado de carga de las baterías-, el 599 GTB Fiorano Hybrid podrá circular durante unos instantes sin consumir ni una gota de combustible, ya que es el motor eléctrico el que lo está impulsando.

Ferrari anuncia que con la colocación de las baterías bajo el piso del coche se consigue un centro de gravedad aún más bajo que el 599 GTB Fiorano ‘convencional’ de gasolina. De esta forma, el espacio interior del deportivo y la capacidad de maletero no se ven afectados. A nivel dinámico, las aptitudes mejoran por el centro de gravedad casi ‘a ras de suelo’.

Por último, Ferrari ha trabajado intensamente en el lastre de peso que supone colocar el motor eléctrico y el resto de elementos del módulo híbrido. Su objetivo de obtener más de un CV extra por cada kg de más se ha conseguido sobradamente (hay que recordar que el motor eléctrico de 45 kg. rinde una potencia por encima de los 100 CV).

Galería relacionada

Ferrari 599 GTB Fiorano Hybrid