Publicidad

Dartz Black Snake, el coche del año de la serpiente

Con motivo del año de la serpiente y con una clara tendencia al mercado chino, la marca especializada en vehículos blindados Dartz nos presenta un nuevo modelo que parte de la base del Mercedes-Benz GL 63 AMG, y que, curiosamente, por primera vez no se trata de un coche blindado. Se trata del Dartz Black Snake.
Rubén Leal -
Dartz Black Snake, el coche del año de la serpiente
Dartz Black Snake, el coche del año de la serpiente

Este extravagante coche con las típicas formas de un ‘pick-up’ -aunque tiene la parte trasera cerrada- está propulsado por un motor 5.5 V8 biturbo que rinde 557 CV y que tiene un par máximo de 77,55 mkg, acoplándose a una caja de cambios automática de siete velocidades y tracción total.

 

Hasta aquí no hablamos de un coche muy distinto a lo habitual, pero cuando miramos su estética, nos encontramos con algo que se aleja del gusto europeo. Su carrocería de aluminio está pintada de color negro y tiene detalles decorados en pan de oro, que pretenden simular el aspecto de una serpiente –logotipo de la marca-. Además, en los laterales de su techo viste la imagen de este reptil.

 

El interior no se queda atrás. Se utilizan inserciones de madera y un sistema de sonido de la marca Bang & Olufsen, hasta aquí todo bien. El colofón estelar viene con las pieles a elegir para la tapicería: de serpiente, de avestruz, de cocodrilo y casi de cualquier animal que desee el cliente. Ya se sabe que estos chinos además de horteras son bastante caprichosos y exclusivos.

Del precio, la marca aún no ha anunciado nada, aunque sus anteriores creaciones llegaban al millón de dólares. No esperéis que se aleje de este coste, eso sí, te mandan 56 gramos de caviar de Mottra mensualmente, durante los dos años que dura la garantía del vehículo. Querrán enamorarlos con la comida, porque con el coche no se sabe…..