Publicidad

Citroën C4 BioFlex

La marca francesa va a presentar en el Salón de Frankfurt esta versión equipada con un motor 1.6 de 113 CV que puede utilizar un carburante configurable, procedente de la agricultura, para reducir las emisiones de CO2. Se venderá desde septiembre en Francia y Suecia, y después llegará a otros países.
-
Citroën C4 BioFlex
Citroën C4 BioFlex

El bioetanol es un alcohol producido por fermentación del azúcar de las plantas –remolacha, por ejemplo– o del almidón de los cereales –trigo, maiz…– cuya utilización genera distintas ventajas para el medio ambiente. Desde hace años Citroën comercializa en Brasil automóviles flexfuel que utilizan dicho carburante vegetal y ahora ha importado de ese país el motor que monta el nuevo C4 BioFlex, un coche que puede circular de manera indiferente con gasolina sin plomo convencional o con bioetanol –con un porcentaje de etanol que puede llegar hasta el 85 por ciento (E85) – o con una mezcla de ambos.

La mecánica 1.6 16V del C4 BioFlex incorpora modificaciones en algunas piezas que están en contacto con el carburante, como los segmentos y los asientos de las válvulas. También hay cambios en todo lo relacionado con la circulación del combustible: depósito, sistemas de aforo y bombeo, canalizaciones, filtro… Además, el motor dispone de unos reguladores que se adaptan automáticamente a la proporción de alcohol del carburante y que tras cada repostaje efectúan un análisis y seleccionan la mejor curva de funcionamiento.

Cuando el C4 BioFlex utiliza gasolina sin plomo las prestaciones son casi idénticas a la versión 1.6 16V de serie. En cambio, al utilizar E85 aumentan ligeramente la potencia –hasta 113 CV en lugar de 110–, el par máximo –pasa de 15 mkg a 15,6 mkg–, la aceleración e incluso la velocidad máxima, aunque las cifras de consumo también crecen, un factor que se compensa en algunos países con una política fiscal que permite que el precio del bioetanol sea competitivo frente a los carburantes fósiles.

Un factor esencial del Citroën C4 BioFlex es que sus emisiones de CO2 son un 5 por ciento menores en ciclo mixto y que, si se tiene en cuenta la absorción de dióxido de carbono desde el nacimiento de las plantas hasta la salida del gas por el escape del vehículo, la reducción de emisiones alcanza el 40 por ciento.

Este modelo estará disponible con la carrocería de cinco puertas y con el mismo equipamiento y los acabados del resto de la gama. Su precio en Francia coincidirá con el de las versiones de gasolina 1.6 16V.

Galería relacionada

Citroen C4 Bioflex