Citroën C-Zero

Mitsubishi i-Miev, Peugeot iOn y ahora Citroën C-Zero. Las sinergias se aprovechan y de qué manera en estos tiempos de crisis. Si no, que se lo digan a PSA Peugeot-Citroën que ha cogido prestada la tecnología del eléctrico de Mitsubishi, el i-Miev para aplicarla en sus dos utilitarios de futuro. Ya te hemos hablado del iOn de Peugeot y ahora es el turno del C-Zero de Citroën.
-
Citroën C-Zero
Citroën C-Zero

Cien por cien eléctrico . Así es el nuevo C-Zero de Citroën, un vehículo que abandona la ciencia-ficción y se convertirá en realidad a partir de 2010, fecha en la que se inicia su comercialización. No obstante, antes, a partir de ya, los clientes podrán solicitar una prueba de este vehículo e, incluso, reservarlo a través de www.c-zero.citroen.com

Con un diseño casi calcado al del Mitsubishi i-MIEV , el eléctrico de Citroën cuenta con un motor que desarrolla una potencia de 47 kW o 64 CV entre 3.000 y 6.000 rpm y posee un par máximo de 18,3 mkg a partir de 2.000 rpm. La potencia se transmite a las ruedas traseras mediante una transmisión reductora de una única marcha –tiene marcha adelante y marcha atrás-.

El motor eléctrico funciona con la energía proveniente de una batería de iones de litio compuesta por 88 células. La batería de ión-litio de 330 Voltios tiene una capacidad de 16 kWh y está colocada bajo el piso del coche en una zona central.

Para recargar la misma únicamente hay que enchufarla a un enchufe de 220V, tardándose en la recarga total seis horas. Eso sí, mediante un enchufe trifásico (400 V), logramos el 80 por ciento de la recarga en apenas 30 minutos.

Cuatro plazas reales y una capacidad de maletero de 170 litros –más que un Kia Picanto, por ejemplo-, le habilitan para ser un coche utilizable para el día a día. Sus prestaciones son más que dignas habida cuenta de su carácter cien por cien ecológico. Una velocidad máxima de 130 km/h, un 0 a 100 km/h en 15 segundos y una aceleración de 60 a 90 km/h en 6 segundos le permiten ser un perfecto ciudadano y permitirse una escapada fuera de la gran ciudad. Aunque no se han comunicado cifras de autonomía, si hacemos caso a los datos ofrecidos por Mitsubishi en el i-Miev, debe rondar los 160 km o lo que es lo mismo, cinco viajes diarios de 30 km.

El equipamiento de serie es bastante similar al de un vehículo convencional, con dirección asistida, ABS, ASR, control de estabilidad, elevalunas eléctricos, seis airbags, dispositivo para la llamada de emergencia y climatizador, entre otros.

Te recomendamos

Con los Diesel amenazados, irrealistas “downsizing”, complejos plug-in y los eléctric...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...