Citroën Aircross, ¿el C4 Cactus SUV?

Bautizado provisionalmente como Aircross, Citroën presenta un concepto que avanza lo que serán las futuras líneas SUV de la marca El director de Diseño de la marca, Alexandre Malval, nos lo muestra.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

Citroën Aircross, ¿el C4 Cactus SUV?
Citroën Aircross, ¿el C4 Cactus SUV?

Tras el 'spin-off' de DS, Citroën ha buscado su lugar en el mundo… y parece que lo ha encontrado. Al original e inconfundible C4 Cactus le sigue ahora un atractivo prototipo denominado Aircross que mostrará en primicia en el próximo Salón de Shangai, en China, su mercado más importante. Y es que Citroën no quiere “dejar que el C4 Cactus sea un punto y aparte”, nos cuenta Alexandre Malval, su director de Diseño, haciendo “evolucionar las principales líneas estéticas” mostradas en éste en un concepto que anticipa cómo serán los próximos SUV y el resto de modelos de la marca. El principal ingrediente, un diseño reconocible, como en el Cactus.

A primera vista, el Aircross, resulta muy atractivo. Muestra un diseño contundente, muy a la moda actual, con un frontal de gran presencia, ruedas de grandes dimensiones, firmadas por Continental y líneas rectangulares y redondeadas. Reinterpreta elementos tomados tanto del C4 Picasso, -como las finas ópticas superiores delanteras, con un doble chevrón de gran tamaño, y los marcos cromados de las ventanillas traseras-, como del Cactus, como los elementos del techo.

Este Aircross es un SUV compacto de generosas dimensiones, tanto en su longitud, 4,58 metros, similar a un Mazda CX-5 o un Honda CR-V, como en su anchura, 2,1 m y altura, 1,80 m. Nos cuentan que no está decidida su producción, que se trata de un ejercicio de estilo que muestra el nuevo ADN de la marca, si bien podría convertirse a corto-medio plazo en un modelo de calle, con diversas modificaciones, siempre en un formato más reducido.

Por dentro, el diseño del nuevo Aircross es tan innovador o más que por fuera. Desde la forma de apertura, con ausencia de pilar central y puertas enfrentadas hasta los materiales elegidos para el guarnecido de las puertas y los asientos, envolventes. Un interior cuidado y luminoso, con capacidad para albergar a cuatro ocupantes, en el que destaca un volante de nueva factura de un solo brazo y las dos pantallas de 12”, una a modo de cuadro de instrumentos y otra que se desplaza hacia el acompañante. Lleno de 'gadgets', la tecnología está también presente en las cámaras, interiores y exteriores, concebidas para enviar imágenes de donde nos encontremos a nuestros perfiles de redes sociales.

Este Citroën Aircross está pensado para albergar un motor térmico de gasolina 1.6 THP de 218 CV que se combina con uno eléctrico, que desarrolla una potencia de 70 kw, 95 CV con un par de 20,4 mkg. Las baterías de ión-litio se recargan en 3 horas y media en una toma doméstica 16 A y ofrecen una autonomía de 50 km

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...