Publicidad

Las cinco mejoras del nuevo Ford Focus

La actual generación del Ford Focus ha sido sometida a una importante actualización. Se encuentra a la mitad de su ciclo de vida y esto, unido a la necesidad de cambiar los motores para cumplir la normativa EuroVI, ha llevado a Ford a someterlo a una puesta al día un poco más profunda de lo habitual; veamos los cinco cambios más importantes.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @DanielCuadradoT -

Las cinco mejoras del nuevo Ford Focus
Las cinco mejoras del nuevo Ford Focus

Bastidor

Bastidor Ford Focus 2014

Los cambios más importantes en la estructura del nuevo Ford Focus han ido en busca de mejorar la estabilidad, especialmente en el tren delantero, y reducir ruidos y vibraciones. Se han modificado los anclajes del motor para tener una menor torsión de las punteras del chasis y dar mayor rigidez, así como cambiado todos los silentblocks de la amortiguación de ambos trenes y variado las válvulas internas de los amortiguadores, logrando una rigidez un 20 por ciento mayor. Además de esto, se incorporan ventanillas de mayor grosor y se añade mayor aislante en el vano motor. Desaparece la carrocería de cuatro puertas (en España) y sólo se dispondrás de la familiar y la compacta de cinco.

 

Motores

La implantación de la normativa sobre contaminación Euro VI ha llegado al Focus. Ahora toda su gama mecánica la cumple. En gasolina se mantiene el motor tricilíndrico de 1 litro, con 100 y 125 caballos. Se añade el 1.5 Ecoboost, que sustituye al 1.6 actual, que estará en dos potencias: 150 y 182 caballos. En diesel se crea un nuevo 2.0 TDCi, con 150 caballos, y se estrena la nueva generación de motores 1.5 TDCi, que en principio establecen dos potencias, 95 y 120 caballos. Se mantiene el 1.6 TDCi, pero irá desapareciendo según vayan llegando los nuevos motores. El próximo 2015 se estrenará la nueva caja de cambios automática de 6 velocidades, que animará tanto a los motores Ecoboost como a los TDCi y sustituirá a la actual en las versiones 1.6 TI-VCT

 

Ayudas a la conducción

El nuevo Focus presume de tener hasta 18 sistemas distintos de ayudas a la conducción. Un nuevo control de estabilidad denominado Estabilidad en Transición, aglutina la mayoría de ellas. Se trata de un sistema que se anticipa a las pérdidas de adherencia, con el fin de intervenir lo antes posible ante una pérdida de control. Para ello toma como referencia la velocidad del vehículo, la posición del volante y la velocidad a la que gira el volante. Una vez se toda la decisión, se activa el control de estabilidad, que se encarga de frenar las ruedas de forma individual. A esto se le suma la nueva recalibración de la dirección de asistencia eléctrica, que reduce los esfuerzos y los sistemas de control de distancia y de aparcamiento automático.

 

Sync2

Sync2

El conocido sistema de conectividad de Ford da un paso más en su evolución. El principal cambio destacable es que ahora responde a órdenes basadas en un lenguaje coloquial. Basta decir algo tan simple como "tengo hambre" para que el Sync2 te muestre las opciones de restaurantes que hay cerca de ti e, incluso, realizar la llamada para que puedas reservar mesa si es preciso. Para ello utiliza la información de restaurantes de la Guía Michelin. Integra todas las funciones de conexión del teléfono, con lo que se puede decidir qué música escuchar, hacer una llamada o, incluso, poner la radio o configurar el climatizador sin necesidad de soltar las manos del volante, todo con sencillos mensajes de voz. Como complemento se añade una nueva pantalla de 8 pulgadas táctil y a color, con visualización 3D para el navegador.

 

Equipamiento

Se ha mejorado el diseño interior y reestructurado los equipamientos que ofrece. Uno de los nuevos sistemas que ofrece es el Mykey, que piensa en los conductores más jóvenes, o al menos en sus padres. Permite a su propietario programar la llave de contacto para restringir la velocidad máxima, reducir el volumen máximo del sistema de sonido y desactivarlo todo si algún pasajero no lleva puesto el cinturón de seguridad, además de bloquear el control de estabilidad para que no sea desactivado. El asistente de aparcamiento ahora admite el parking en batería, y añade un aviso cuando se desaparca en batería y, por ejemplo cuando aparcamos entre dos furgonetas altas, y no vemos lo que viene por la calle.

También te puede interesar

Ya hemos conducido el nuevo Ford Focus 2014