Publicidad

Candidatos Car of the Year 2013: Volkswagen Golf VII

Con el honor de ser el coche más vendido en Europa en los últimos años, hablar del Golf es sinónimo de popularidad por cada uno de los rincones del Viejo Continente. A pesar de que su séptima generación no aporte ningún alarde ni cambio estético extremo, lo más importante está en sus entrañas, en todo ese conjunto de elementos técnicos en el que el Golf VII mejora a sus antecesores.
Jorge Serrano -
Candidatos Car of the Year 2013: Volkswagen Golf VII
Candidatos Car of the Year 2013: Volkswagen Golf VII

Atento a la cifra: seis generaciones y algo más de 29 millones de unidades vendidas del Golf. Con este increíble registro, se presentó hace ya unos cuantos meses la séptima entrega de este 'best seller' de la carretera. Al igual que los nuevos Audi A3, Seat León y Skoda Octavia, el Golf VII emplea la nueva Plataforma de Construcción Modular transversal MQB, con el que se beneficia, de entre otras cosas, de una rebaja de peso de de 100 kg de las nuevas versiones frente a las anteriores. Este aligeramiento de peso, sin tener en cuenta otras mejoras mecánicas y de transmisión, supone un ahorro de combustible de 0,3 l/100 km.

El nuevo Golf es algo mayor en sus dimensiones exteriores, con 4,25 m de longitud y una distancia entre ejes de 2.637 mm. En cuanto a la altura, ésta ha bajado, por lo que el Golf VII tiene un aspecto más aerodinámico. De hecho, esta menor altura junto a los cambios realizados en la carrocería y en los bajos de la misma, dan como resultado final una mejora del coeficiente Cd aerodinámico, situándose ahora en 0,27.

El ligero aumento en las dimensiones exteriores, junto a un rediseño de los elementos que configuran el habitáculo, dan como resultado un mayor espacio disponible en el interior. De forma concreta, el Golf VII cuenta con 380 litros de capacidad en el maletero (30 litros más que antes), mientras que aumentan el número de soluciones prácticas, como por ejemplo, la posibilidad de poder guardar la bandeja cubreobjetos bajo el piso del maletero cuando se tienen plegar los asientos traseros (secciones 1/3-2/3), además de tener una boca de carga más baja que antes: a sólo 66,5 cm del suelo. También reposiciona pedales, palanca de cambios (20 mm más alta), da más amplitud a las regulaciones del reposabrazos, reorienta el salpicadero hacia el conductor y todas las versiones ofrecen de serie freno de mano eléctrico.


Todos los Golf VII ofrecen de serie el dispositivo Stop&Start de parada y arranque automático del motor, el sistema de recuperación de energía, el diferencial de deslizamiento limitado XDS, el sistema de frenada para evitar colisiones múltiples, el citado freno de estacionamiento eléctrico o el control de presión de neumáticos.

Los sistemas de seguridad y de asistentes de conducción en el Golf VII se pueden ampliar con numerosos elementos. Destaca la posibilidad de añadir airbags traseros laterales, el sistema de protección de ocupantes (cierre de techo o ventanillas en caso de interpretar riesgo de accidente), el control de crucero con radar para mantener velocidad y distancia, el reconocimiento del entorno, la frenada de emergencia en ciudad, luces de curva, automáticas o dinámicas, detector de fatiga, asistente de mantenimiento de carril, lector de señales de tráfico,  y sistema DCC de suspensión pilotada, con modos Normal, Sport, Confort, Eco e Individual, con leyes de flexibilidad de amortiguación y dureza de dirección diferentes (en realidad, combinan tres programas de forma variable).

 

Variada oferta mecánica

A falta por confirmar los datos y especificaciones de la versión más deportiva GTI (en principio, para la versión Concept presentada en París 2012 se anunciaba un motor 2.0 TSI de 230 CV) y de las variantes más ecológicas (el eléctrico Golf blue-e-motion, el híbrido enchufable Golf Plug in Hybrid y el Diesel Bluemotion), la oferta mecánica del Golf VII está formada por un total de cinco motorizaciones: los Diesel 1.6 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 150 CV; y los gasolina 1.2 TSI de 105 CV, 1.4 TSI de 122 CV y 1.4 TSI de 140 CV.

Todas las versiones del Golf VII son de tracción delantera, aunque dependiendo del mercado y de la motorización, también se puede combinar con la nueva evolución de la tracción integral permanente 4Motion, un sistema que permite mejorar la motricidad y seguridad en condiciones extremas con baja adherencia. En España, por ejemplo, el Golf VII 4Motion sólo se puede combinar con el motor Diesel 2.0 TDI de 150 CV, aunque en otros países también se puede elegir con el 1.6 TDI de 105 CV.

Así lo ve AUTOPISTA

La incógnita se desvelará el próximo 4 de marzo a las 15 horas en el Salón de Ginebra. Así valora nuestro director y jurado de los 58 periodistas europeos que otorgan el premios, Juan Carlos Payo, los ochos finalistas –habitualmente son siete pero en la ronda previa hubo un empate-.
"Un rodillo en cuanto a declinación de gama –todo lo conocido y un eléctrico, un plugin…-. Prodigio de eficiencia, excelente realización… Sigue siendo un Golf para lo bueno –dinamismo y calidades-, y para el diseño –me habría gustado más innovación-. Mi gran favorito."