C8, 807, Phedra y Ulysse se remozan

Los cuatro monovolumen grandes resultantes del proyecto conjunto de los grupos Fiat y PSA reciben una mecánica turbodiésel de 170 CV al tiempo que su imagen se actualiza con retoques estéticos externos y la actualización de la presentación interior.
-
C8, 807, Phedra y Ulysse se remozan
C8, 807, Phedra y Ulysse se remozan

Llevan cerca de seis años peleando en el segmento de los grandes monovolumen y es ahora, cuando se incorpora una nueva mecánica, el momento elegido para darles un lavado de cara que les permite llegar al final de su vida con competitividad en un segmento de mercado complicado como éste. Estamos hablando del Citroën C8, el Fiat Ulysse, el Lancia Phedra y el Peugeot 807, todos ahora con el motor biturbo de gasóleo que rinde 170 CV de potencia.

Las modificaciones estéticas son las primeras en apreciarse pero, quizás, las menos profundas en cualquiera de los cuatro. En el exterior de la carrocería, sutiles pinceladas personalizan la imagen de los cuatro modelos, generalizándose una acentuación de cada uno de los símbolos de las respectivas marcas –el león en el Peugeot 807, los “chevrones” en el C8, faros y paragolpes en el Lancia- junto con una optimización en el ajuste de las distintas piezas que configuran el frontal, de forma que se aprecie una mejor calidad de fabricación.

En el interior, los guarnecidos, ebanistería y elementos decorativos evolucionan para mejorar su calidad percibida, en particular, varios elementos que adoptan la terminación de acabados en cromo, aparentando una pertenencia a segmentos de mayor lujo. Los tejidos también son nuevos mientras que en los niveles más altos de terminación aparece el tapizado Alcantara y el cuero, como opción.

El protagonista de las cuatro nuevas ofertas es la versión de mecánica turbodiésel más potente de la gama, un cuatro cilindros de 2,2 litros de cilindrada y 170 CV, obtenidos gracias a la actuación de dos turbocompresores colocados de manera secuencial, ambos de pequeño tamaño. Uno de ellos actúa desde el régimen de ralentí hasta las 2.600 rpm, momento en el que su gemelo entra también en acción para garantizar la respuesta a medio y alto régimen. El sistema de inyección por conducto común es de tercera generación, con una presión de 1.800 bar, con inyectores piezoeléctricos que pueden actuar hasta un máximo de seis inyecciones por ciclo de combustión.

Este nuevo motor dispone de un filtro de partículas cuya duración es de 180.000 km y con el que se logra reducir en un 30 por ciento las emisiones en relación con el motor de la misma cilindrada de la anterior generación. Este biturbo genera 191 gr/km de CO2 acoplado a la caja de cambio manual. Ésta posee seis relaciones y, como novedad, se verá acompañada por una opción automática, también de seis relaciones, con una última marcha alargada para reducir el régimen de giro del motor a velocidad de crucero. Dado que esta caja automática permite una gestión mayor de fuerza, el par motor generado en esta versión automática es de 40,8 mkg a 1.750 rpm en lugar de los 37,8 mkg a 1.500 rpm de la manual. La generación de CO2 de la versión automática se eleva a 218 gr/km. Las prestaciones de esta nueva versión de 170 CV se anuncian con una velocidad máxima de 200 km/h –197 con la caja automática-, mientras que la aceleración 0-1000 metros se obtiene en 31,4 segundos –32,1 en la versión automática- mientras que los adelantamientos desde 80 a 120 km/h en quinta se realizan en 9,6 segundos, bajando hasta 7,7 con el cambio automático.

Las suspensiones han sido adaptadas a la mayor potencia del motor para mejorar el comportamiento del bastidor. Así, los amortiguadores traseros y la barra estabilizadora son más rígidos mientras que el triángulo delantero se articula de forma más resistente. Las llantas son de 16 pulgadas de diámetro calzados con neumáticos de 215/60 que disponen de detección de pérdida de presión. Los discos delanteros se adecuan a las superiores prestaciones, llegando su diámetro hasta 310 mm en el Peugeot, Citroën y Lancia, apretados por pinzas de doble pistón, mientras el Fiat se conforma con 285 mm.

Los equipamientos también ven llegar nuevas oportunidades de mejorar la diversión y el confort de los ocupantes, como un sistema multimedia posterior de pantalla orientable y ocultable asociada a un lector DVD. Aparece una ayuda al aparcamiento delantero, que complementa el trasero, del que ya disponían estos modelos. Como colofón, recordar que el sistema de navegación incorpora funcionamiento con disco duro, lo que permite registrar cientos de horas de música además de la cartografía europea con que viene equipado de serie.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...