Publicidad

BMW Car-to-X, vehículos que interactúan entre sí

Un paso más en el desarrollo de tecnologías implantadas en vehículos. BMW ha realizado una gran prueba de campo de automóviles y motocicletas que interactúan entre sí. El objetivo: una conducción más segura y eficiente.
-
BMW Car-to-X, vehículos que interactúan entre sí
BMW Car-to-X, vehículos que interactúan entre sí

La tecnología aplicada al mundo de la automoción vuelve a marcar un paso importante. En Hessen, uno de los estados federales de Alemania, ha tenido lugar una gran prueba de campo del nuevo sistema de comunicación entre vehículos Car-to-X, en el que BMW ha logrado importantes avances.

Un complejo sistema de sensores, cámaras y dispositivos que gestionan la información captada implantada en cada uno de los vehículos forman parte de la columna vertebral del sistema Car-to-X de BMW. Con ello, los vehículos, ya sean motocicletas o coches, 'hablan' e interactúan entre sí. Con esta comunicación de cualquier tipo de suceso e incidencia en una carretera o calle de una ciudad, lo que se consigue es una conducción más segura y eficiente.


- Google ya tiene su coche autónomo
- Nissan pone en marcha su Coche Fantástico

Un coche que circula por una determinada carretera avisa a otro de un accidente que se acaba de producir, por lo que se recomienda no transitar por este punto de la red viaria. Otro ejemplo: asfalto en mal estado o una incidencia climatológica adversa no prevista en la previsión meteorológica son comunicadas en tiempo real al resto de vehículos que incorporan esta nueva tecnología Car-to-X. Otra aplicación real: la existencia de tráfico intenso en un determinado tramo de carretera se comunica a otros usuarios, por lo que éstos ahorran tiempo y combustible en su trayecto.

Los últimos sistemas GPS implantados en los vehículos junto a los nuevos sistemas de telefonía móvil también aportan su granito de arena en la nueva tecnología Car-to-X de BMW. Otro de los centros neurálgicos de esta tecnología lo encontramos en la nueva línea WLAN de alta velocidad, que se deriva de la línea de alta frecuencia WLAN IEEE 802.11p o ITS G5A, que permite una eficaz comunicación en tiempo real y sin interferencias.

Como puedes ver, los coches y las motocicletas ya no son meros 'aparatejos' de cuatro o dos ruedas que sirven para desplazarnos de un lugar a otro; son máquinas inteligentes que pretenden hacernos la vida más fácil.

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.