BMW Z4

Coupé y roadster a la vez. El nuevo BMW Z4 se ha rendido a la moda más revolucionaria del segmento, esa que puso de moda, precisamente, el rival por antonomasia: el Mercedes SLK.
-
BMW Z4
BMW Z4

Los más puristas y algunos responsables dentro de la marca pensarán que se traiciona al coupé y roadster puros, pero la demanda es la que manda y aspectos como la funcionalidad y el confort de conducción alcanzan, según BMW, unos niveles muy altos en el nuevo Z4, para ser disfrutado como deportivo todos los días y en todas las condiciones. Cuestiones como rigidez estructural o peso que antes argumentaban contra esta solución en sus deportivos desaparecen, como el tradicionalismo de la lona en un roadster de pura cepa. Son otros tiempos.

El nuevo BMW Z4 cuenta con un techo de aluminio que sólo necesita 20 segundos para replegarse en un sentido o en otro. Es de dos piezas y presenta una estructura mecánica y una cinemática muy trabajada para adaptarse al compacto tamaño del Z4, aunque ha crecido ligeramente en todas las direcciones. El maletero cubica entre 180 y 310 litros, una cifras muy interesantes que superan a los anteriores Z4. Para el habitáculo se anuncian también mejores cotas de altura, de anchura y de espacio de acceso. Aspectos como la ergonomía y la luminosidad rematan un habitáculo que busca conciliar la deportividad con el confort. Detrás de los asientos se ha habilitado un espacio a modo de maletero para podar guardar los objetos cotidianos.

Los tiempos que corren conllevan en el nuevo Z4 también otros compromisos de nuestros días, la tan repetida optimización energética independientemente a su esencia deportiva. El BMW Z4 monta el sistema de recuperación de energía en frenada para liberar al alternador de trabajo (menos resistencia al motor); diferentes elementos satélites del motor se acoplan sólo cuando es necesario; los neumáticos son de baja resistencia a la rodadura y recibe un indicador de marcha de cambio adecuada.

También se ha recurrido a un porcentaje mayor de materiales ligeros y en el perfilado de la nueva carrocería diseño y aerodinámica han ido de la mano. El objetivo ha sido cumplir con la futura norma Euro5 sobre emisiones de escape que cumplirán todas las versiones. Los motores iniciales son todos 6 cilindros de gasolina: los Valvetronic 2.5 de 204 CV (23i) y de 258 (30i) y el doble turbo e inyección directa 3.0 de 304 CV (35i) . De serie todos contarán con cajas manuales de 6 velocidades, pero no faltarán las cajas automáticas. La versión 35i podrá disponer del nuevo cambio de doble embrague y 7 velocidades que BMW ha desarrollado para el M3. La tradicional Steptronic por convertido de par estará disponible en las otras versiones y que como la de doble embrague, dispone de manejo secuencial con levas en el volante. El funcionamiento de los dos cambios automáticos, así como la servodirección, la gestión del motor y los amortiguadores variables opcionales actúan en función a tres programas que el conductor elige a toque de tecla.

El Z4 también incorpora el mando central iDrive que permite navegar por todos los campos de la instrumentación, visualizando los cambios en una nueva pantalla de alta resolución de 8,8 pulgadas. Esa misma pantalla es parte de un nuevo sistema de navegación con nuevas y avanzadas funciones que permite además una utilización ilimitada de Internet. La tecnología más avanzada llega también a un equipo de audio opcional que dispone de un disco duro de almacenamiento.

Galería relacionada

BMW Z4

Te recomendamos

La lista negra de lo que nos esperan en las estanterías del "súper"...

Elegir al mejor coche del año tiene premio. Participa en Best Cars 2019, decide quién...

El nuevo MINI Countryman PHEV (híbrido enchufable) es un MINI en estado puro, un coch...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

Cero emisiones y cero restricciones, así es el nuevo MINI Coutryman Híbrido Enchufabl...

El nuevo Mitsubishi Outlander PHEV es uno de los SUV más polivalentes del mercado: en...