Publicidad

BMW Z4 sDrive 35is

BMW presentará en el Salón de Detroit del próximo enero la versión más potente del nuevo Z4. Tendrá 340 CV y, aunque no recibe denominación M, sí contará con el acabado M de serie, entonces ¿porqué no lo llaman Z4 M directamente?
-
BMW Z4 sDrive 35is
BMW Z4 sDrive 35is

La pregunta ahora queda en el aire ¿habrá Z4M o no? BMW acaba de anunciar la variante más potente para su coupé descapotable Z4 que, salvo por el motor, compartirá de serie el acabado y equipamiento con el M3. Puede que sea una cuestión de peso, o incluso de tamaño pero, en principio, el V8 de 400 CV no está anunciado. Esta versión recurre al conocido 35s pero con dos turbos (para el Serie 5 GT se los quitaron y pusieron un único turbo pero de doble entrada), que pasa a denominarse sDrive35is.

Cuenta con seis cilindros en línea, 3 litros de cilindrada, inyección directa de gasolina y dos turbocompresores pequeños, uno para cada tres cilindros. Ofrece 340 CV con un par máximo de 46 mkg, que llega a los 51 mkg en determinados momentos con la función “Overboost”. Anuncia un paso de 0 a 100 km/h de apenas 4,8 segundos, lo que da a entender la rapidez de este motor. Su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. En opción dispone de la caja de cambios de doble embrague DKG, con la que homloga un consumo medio de 9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 210 g/km.

El BMW Z4 sDrive35is dispone de serie del paquete deportivo M, que incluye además la suspensión adaptativa M y el conjunto aerodinámico. Así cuenta con la altura de la carrocería rebajada en 10 mm y la posibilidad de variar la dureza a voluntad del conductor, como en el M3. A partir de la presentación de este modelo, el acabado M queda disponible en opción para el resto de los Z4. Con esta terminación se dispone de nuevos paragolpes, llantas de aleación de 18 pulgadas y un difusor en la zaga.

El interior del Z4 con acabado M disfruta de un volante M forrado en cuero y con levas del cambio integradas, el reposapiés M y asientos deportivos calefactables, además de los relojes con el fondo gris, molduras M y guarnecido del techo en color antracita. Estará a la venta poco después del Salón de Detroit con seis colores posibles.

Cuenta con seis cilindros en línea, 3 litros de cilindrada, inyección directa de gasolina y dos turbocompresores pequeños, uno para cada tres cilindros. Ofrece 340 CV con un par máximo de 46 mkg, que llega a los 51 mkg en determinados momentos con la función “Overboost”. Anuncia un paso de 0 a 100 km/h de apenas 4,8 segundos, lo que da a entender la rapidez de este motor. Su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. En opción dispone de la caja de cambios de doble embrague DKG, con la que homloga un consumo medio de 9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 210 g/km.

¿Qué opinas? Deja tus comentarios; los más interesantes se publicarán en la revista Autopista. Si lo prefieres, debate esta noticia en nuestros foros.