BMW X5 M50d, 381 CV de rabia Diesel

Desde el principio de su vida comercial, la tercera generación del BMW X5 estará disponible en su variante deportiva Diesel M50d. El SUV alemán estará impulsado en esta versión por un motor de seis cilindros en línea triturbo, que otorga nada 381 CV de potencia.
Adrián Lois.

Twitter: @loisSr_motor -

BMW X5 M50d, 381 CV de rabia Diesel
BMW X5 M50d, 381 CV de rabia Diesel

El nuevo BMW X5 llegará en noviembre en tres versiones: xDrive30d, xDrive50i… y M50d. Esta última se convertirá en un principio en la variante deportiva del SUV grande alemán, a la espera de otras más potentes de gasolina. Porque en el X5 M50d, el protagonista es el motor Diesel triturbo 3.0 que ya habíamos visto en otros modelos de la marca de Munich, como el X6 M50d o M550d xDrive.

 

De la mano de ‘M Performance’, el nuevo BMW X5 M50d contará con una potencia nada desdeñable de 381 CV a las 4.000 rpm y un brutal par de 75,5 mkg entre las 2.000 y 3.000 rpm. Todo este raudal va directo a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades con diferencial trasero activo.

 

Para garantizar la respuesta a cualquier régimen de rpm, los dos primeros turbocompresores de baja inercia se encargan de las primeras reacciones a bajas vueltas; será el turbocompresor grande el encargado de animar el X5 a altas revoluciones. A pesar de sus casi dos toneladas de peso, el ‘sprint’ de 0 a 100 km/h del poderoso SUV alemán es de 5,3 segundos, mientras que es capaz de alcanzar los 250 km/h. Y todo esto, con un consumo de combustible impresionante dadas sus características: 6,3 litros a los 100 kilómetros.

BMW X5 M50d

Como no podía ser de otra forma, la estética del M50d también ha sido especialmente cuidada por BMW y M Perfromance. En el exterior, toma protagonismo el pack ‘M Sport’: faldón delantero, tres entradas de aire en el frontal, faldón trasero, salidas de escape carenadas en negro, marcos de las ventanas también en negro y llantas específicas de 19 pulgadas. En el interior, cargado de lujo y tecnología, destacan los asientos deportivos en cuero y Alcántara, con detalles de BMW M, umbrales de las puertas con inscripción ‘M Performance’ y con el mismo volante que el X6.

 

El BMW M50d contará también con la suspensión adaptativa electrónica ‘Dynamic Damper Control’, que incluye cuatro niveles de amortiguación y suspensiones de aire en el eje trasero. Opcionalmente, con el paquete ‘Dynamic’, se puede optar por el sistema ‘Dynamic Performance Control’ con estabilizadora activa.

Galería relacionada

BMW X5 M50d