Bentley Continental GTC Speed

Además de algunas modificaciones estéticas y mecánicas, la gama Bentley GTC recibe una nueva versión aún más deportiva y lujosa denominada Speed, que se convierte en el descapotable más potente de la marca.
-
Bentley Continental GTC Speed
Bentley Continental GTC Speed

La denominación Speed hace referencia a los legendarios modelos de la década de 1920, un nombre utilizado por Bentley en competición y que ahora emplea para diferenciar sus creaciones más deportivas. Primero fue el coupé GT Speed, que debutó en 2007, al que siguió, un año más tarde, el Continental Flying Spur Speed, la berlina de cuatro puertas derivada de aquél. El último en llegar es el descapotable GTC Speed, del que se espera que acapare dos tercios de las matriculaciones de la gama GTC.

Su llegada coincide con un ligero restyling del Bentley GTC, que recibe amortiguadores de menor fricción para proporcionar mayor confort, una dirección retocada, así como un frontal ligeramente remozado, algo más prominente, con entradas de aire rediseñadas y con marcos de los faros cromados. Como novedad, a partir de ahora se podrá equipar opcionalmente un control de velocidad de crucero activo por radar y un equipo de frenos cerámicos que presume de ser el más potente y con discos de mayor diámetro —420 mm los delanteros y 356 mm los traseros— que se puede encontrar en un coche de producción. Además, ahorran 20 kg de peso respecto a los convencionales. La gama dispondrá, además, de dos nuevos colores para la carrocería: Aquamarine y Blue Crystal.

En lo que respecta al Bentley GTC Speed, mecánicamente es prácticamente idéntico al coupé del que deriva. Es decir, está animado por un W12 biturbo de 6 litros y 610 CV con un impresionante par máximo de 76,4 mkg entre 1.700 y 5.600 rpm. A pesar de rondar las 2,5 toneladas, el Bentley GTC Speed es capaz de alcanzar los 100 km/h en sólo 4,8 segundos —de 0 a 160 km/h en 10,5 segundos— y su velocidad máxima llega a los 322 km/h. En caso de llevar la capota bajada, esta cifra se queda en 312 km/h.

Estéticamente se diferencia por sus llantas específicas, parrilla acabada en tono oscuro, salidas de escape más anchas y un pequeño deflector aerodinámico situado en la tapa del maletero. Asimismo, la altura de la suspensión se ha rebajado y se ha puesto a punto de manera específica revisando muelles, barras estabilizadoras y amortiguadores. Por otra parte, el ESP incorpora un programa de funcionamiento “Dynamic” , cuyo modo de actuación es más progresivo y permite un mayor control al conductor a baja velocidad y sobre superficies poco adherentes. Aunque aún no se conoce su precio en España, en Inglaterra será de 146.100 libras esterlinas, es decir, unos inalcanzables 159.500 € pese al ventajoso cambio actual.

Galería relacionada

Bentley Continental GTC Speed

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...