Publicidad

Audi Cross Cabriolet

Audi nos presenta un concepto innovador en el mundo del automóvil. Se trata del todo terreno descapotable que podremos contemplar en el próximo Salón del Automóvil de Los Ángeles.
-
Audi Cross Cabriolet
Audi Cross Cabriolet

El hermano pequeño del Audi Q7, que la marca alemana denomina como Cross Coupé Quattro, ya tiene su versión descapotable. Este concepto novedoso se presenta en el Salón del Automóvil de Los Ángeles, que se desarrolla en la ciudad californiana entre el 14 y el 24 de este mes.

Hay que reconocer que al oir en la redacción que Audi presentaba un SUV cabrio, pensábamos que el resultaría algo menos agraciado de lo que finalmente ha sido. El Audi Cross Cabriolet quattro está bien resuelto estéticamente y tiene bastante visos de pasar a producción ya que utiliza tecnologías y elementos bastante probados por la marca alemana.

El Cross Cabriolet sólo tiene dis puertas y mide 4,62 metros de longitud, 1,91 metros de anchura y 1,63 metros de altura. Comparándolo con la nueva generación del Audi A4, del que hereda bastidor, es 8 cm más corto, 9 cm más ancho y 19 cm más alto –esta diferencia de altura es normal, no olvidemos que estamos ante un SUV-. La distancia entre ejes, 2,81 metros, es casi idéntica.

Estas dimensiones exteriores revierten en un interior bastante espacioso, según la marca alemana. Audi declara que, dentro del segmento de los SUV, el Cross Cabriolet está entre los mejores en cuanto a centímetros a la altura de la cabeza, de los hombros y de las piernas. Además, los cuatro ocupantes de este modelo, contarán con asientos individuales y una postura de conducción bastante elevada, que permitirá un mejor dominio del tráfico.

No se han ofrecido cifras de capacidad del maletero, aunque la marca defiende unas dimensiones más que aceptables, con una boca de carga de 1,16 metros de ancho y una anchura interior de 1,05 metros.

En el interior observamos una elevada carga tecnológica, destacando el debut de Google Earth en el sistema de navegación y un nuevo intercomunicador entre los pasajeros que evita que tengamos que elevar la voz, ya que nuestras palabras saldrán a través de los altavoces del sistema de audio.

Por fuera, el diseño es espectacular, con una gran fluidez de líneas y una gran musculatura, gracias, en gran medida, a sus pasos de rueda y a sus llantas de 21 pulgadas con neumáticos de 265/35.

El Cross Cabriolet apuesta por una capota de lona de varias capas que se recoge, mediante un mecanismo eléctrico, tras los asientos traseros. El proceso de apertura y cierre es completamente automático y se realiza en apenas 17 segundos.

El hecho de ser un cabrio no tiene porque mermar la seguridad ni la rigidez del conjunto, dos apartados en los que Audi ha trabajado intensamente. A pesar de no contar con pilar B, la seguridad pasiva en caso de accidente se ha cuidado al máximo. Se han reforzado los montantes A y la terminación superior del parabrisas y se han montado dos arcos antivuelco que, aunque están ocultos, tardan milisegundos en aparecer y proteger a los ocupantes en caso de vuelco.

El motor elegido para este concepto es un 3.0 TDI V6 de 240 CV, que ya está presente en otros modelos de Volskswagen y Audi. Con un par que supera los 50 mkg –51 mkg, exactamente-, este TDI alcanza los 100 km/h desde parado en 7,2 segundos, posee una velocidad máxima de 240 km/h y su consumo se sitúa en los 7,3 litros cada 100 km. Audi sostiene que este es uno de los motores más limpios de la actualidad, ya que cumple la normativa antiemisiones Euro 6.

Este 3.0 se combina con una caja de cambios automática de ocho relaciones que, además, permite el uso manual a través de levas en el volante que integra un botón giratorio para la selección de la marcha.

Al igual que su hermano coupé, el Cross Cabriolet cuenta con tracción total quattro, con una distribución de par variable entre ambos ejes. Así, en condiciones normales, la distribución de la fuerza es del 40 por ciento para el eje delantero y del 60 al trasero, aunque, en función de las circunstancias, el reparto puede llegar hasta el 65 por ciento delante y hasta el 85 por ciento detrás. El sistema de suspensión posee un control continuo de la amortiguación y una regulación eléctrica de la altura de la carrocería, que permite elevarse hasta 40 mm extra.

Otros elementos como los frenos cerámicos, el sistema multimedia MMI y el Audi drive select, que nos permite configurar la respuesta al acelerador, las características del cambio y la dureza de los amortiguadores, están también presentes en el nuevo SUV descapotable de Audi.

Galería relacionada

Audi Cross Cabriolet