Publicidad

Audi RS 5 cabrio

En una presentación online sin precedentes, Audi acaba de presentar el Audi RS 5 cabrio, un deportivo de raza que nos permite disfrutar de la conducción con el sol sobre nuestras cabezas y el viento moviendo nuestro cabello. 450 CV y 0 a 100 km/h en 4,9 s son sus cartas de presentación. ¿Te subes con nosotros?
-
Audi RS 5 cabrio
Audi RS 5 cabrio

En septiembre de 2011 pudimos contemplar la evolución del Audi RS 5 coupé -había debutado en el mercado en el primer trimestre de 2010-. Eran meros cambios estéticos que no afectaban al motor de esta auténtica bestia de la carretera. Ahora, un año después, la marca alemana da un paso más y nos estrena la versión descapotable.

El Audi RS 5 cabrio es un elegante descapotable que ha optado por una capota de lona de accionamiento automático que puede abrirse y cerrarse en 15 y 17 segundos, respectivamente. Lo puede hacer incluso en marcha; eso sí no a una velocidad superior a 50 km/h. Audi anuncia que dispondrá de cuatro colores para la capota, negro, gris, rojo y marrón, que se pueden combinar con ocho colores de la carrocería

Sigue siendo un coche para albergar con comodidad a cuatro pasajeros (está homologado para esta cantidad de ocupantes, al igual que su 'hermano' coupé), quedando el maletero como principal afectado por disfrutar de la conducción al aire. Esta zona, que en la variante coupé cubica 380 litros, ve como el alojamiento de la capota le 'roba' 60 litros, por lo que queda en 320 litros.

Las dimensiones son casi calcadas a las de la versión cerrada del RS 5 (4,64 metros de largo, 1,86 m de ancho y 2,75 m de batalla), variando apenas la altura (pasa de 1,36 m a 1,38 metros). Aún así, el coeficiente aerodinámico sólo pasa de 0,32 a 0,34.

El motor es el mismo que el del Audi RS 5 coupé. Estamos hablando de un poderoso V8 de 4,2 litros que anuncia una potencia de 450 CV y un par máximo de 43,8 mkg entre 4.000 y 6.000 rpm. El encargado de gestionar este V8 es un cambio S Tronic de siete velocidades con 'launch control'.

En este descapotable, las prestaciones son dignas de un purasangre del asfalto y no desmerecen, ni mucho menos, respecto a la versión cerrada. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos (4,5 s en el coupé) y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h (igual que el RS 5 convencional), aunque puede optarse porque Audi eleve esta limitación hasta los 280 km/h. El consumo medio se eleva casi medio litro quedando en 10,9 l/100 km (10,5 l/100 km).

La tracción integral no podía faltar en esta creación de Audi, con un diferencial central de corona que es capaz de repartir el par entre los dos ejes en función de las necesidades: lo normal es un reparto 40:60 entre el eje delantero y el trasero, aunque se pueden llegar a repartos 70:30 o 15:85.

<

p>Con un equipamiento de lo más completo, y similar al de la variante coupé, el Audi RS 5 cabrio llegará a los concesionarios en primavera de 2013 con un precio base de 103.360 euros, casi 14.000 euros más que el Audi RS 5 Coupé.

Galería relacionada

Audi RS 5 cabrio