Aston Martin DB11 Volante, el último gran descapotable

Tras poner a la venta la versión coupé, Aston Martin lanza el DB11 Volante, el nuevo descapotable de la marca británica. Llegará a Europa durante el primer trimestre de 2018.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Aston Martin DB11 Volante, el último gran descapotable
Aston Martin DB11 Volante, el último gran descapotable

Con el DB11 Aston Martin, reemplazó en 2016 al DB9, modelo éste con el que la marca británica de deportivos por excelencia inauguraba la factoría de Gaydon en Reino Unido. De allí han estado saliendo a lo largo de los dos últimos años los Aston Martin DB11 Coupé y, ahora, lo harán las versiones descapotables que, como es tradición en la marca, recibe el apellido de Volante: el primero con él fue el Aston Martin DB5 —quizá el coche más famoso de la marca que, en versión coupé, condujo por primera vez James Bond en Goldfinger— que, en 1965 pasó de llamarse Convertible a Volante.

El Aston Martin DB11 Volante es, como el coupé, un coche íntegramente fabricado en aluminio con más rigidez —un 5 por ciento— y ligero —un 26 por ciento— que el Aston Martin DB9 Volante. Cuenta con un V8 de gasolina de 4 litros con doble turbo y 510 CV, que se combina con una caja de cambios automática de 8 velocidades. El funcionamiento del motor —si te suenan sus características no es casual: se trata del mismo que lleva el AMG GT S— y transmisión pueden definirse a voluntad de tres modos distintos, al igual que la dirección o el diferencial de deslizamiento limitado, adaptando así el comportamiento a las diferentes situaciones.

Aston Martin DB11 VolanteComo la carrocería y el chasis, el aluminio también está presente en los asientos, construidos también combinando madera y fibra de carbono. Anecdóticamente, por primera vez en un Aston Martin descapotable en las plazas traseras aparecen los anclajes Isofix que permiten fijar asientos infantiles de modo cómodo y seguro.

Uno de los rasgos usuales de todos los descapotables de la firma hoy liderada por David Richards es la capota de lona que se mantiene en el Aston Martin DB11 Volante y para la que puede elegirse entre varios colores. Es de accionamiento eléctrico y con ocho capas promete un aislamiento semejante al que puede lograr un techo metálico frente al ruido o la temperatura procedente del exterior. Para abrirlo se tardan 14 segundos y para cerrarlo sólo dos más pero, además, es más ligero que el del Aston Martin DB9 y admite la posibilidad de manejarlo en marcha si la velocidad es inferior a los 50 km/h o desde el exterior, con la llave. Además, también ocupa menos espacio, de modo que hace que el maletero sea más aprovechable.

Las primeras unidades del Aston Martin DB11 Volante empezarán a entregarse en el primer trimestre de 2018 y su precio para Europa será de 199.000 euros.

También te puede interesar

Aston Martin Rapide-e: confirmado el primer eléctrico de Aston Martin

Un Aston Martin DB4 abandonado, a subasta

AM-RB 001: así es el hiperdeportivo de Aston Martin y Red Bull