Publicidad

Abarth Punto Evo y Abarth 500C

Como confirmación del interés del público y de la inversión de Fiat Group en el proyecto Abarth, la marca se presenta en Ginebra con importantes novedades. Como primicias mundiales serán presentados Abarth Punto Evo y Abarth 500C, dos nuevas elaboraciones del Escorpión sobre modelos conocidos y de gran éxito.
-
Abarth Punto Evo y Abarth 500C
Abarth Punto Evo y Abarth 500C

Abarth Punto Evo es la elaboración en clave deportiva y tecnológica de la versión Fiat presentada recientemente. Con este modelo, Abarth busca reforzar su presencia en el corazón de los jóvenes apasionados, tal como ya ha ocurrido con el Grande Punto, que ha encontrado la mayor parte de sus clientes en un segmento comprendido entre los 18 y los 30 años.

De la triunfante unión entre la tecnología Powertrain y la elaboración de los técnicos Abarth nace el nuevo motor Multiair de 1,4litros turbo de gasolina, con una potencia de 165 CV. El auténtico espíritu Multiair está encerrado en el nuevo sistema electro-hidráulico de gestión de las válvulas. Gracias a un control directo del aire mediante las válvulas de aspiración del motor, sin uso de la mariposa, se logra reducir el consumo y las emisiones contaminantes. Este motor ofrece un par de 250 Nm logrando una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. Existe también la posibilidad de equipar el kit de preparación “essesse”, gracias al cual la potencia máxima del motor alcanza los 180 CV.

Como auténtico deportivo que trata ser, el Abarth Punto Evo permite, a través la función “sport”, modificar la respuesta del motor, los frenos y la dirección para obtener una respuesta mas “racing”. Además el conductor es asistido por el Gear Shift Indicator (GSI). Se trata del intuitivo “copiloto” de Abarth Punto Evo que, mediante una indicación específica en el cuadro de a bordo, sugiere al conductor el momento adecuado para incrementar la marcha para contener el consumo. Este vehículo cuenta también con el sistema Start&Stop. En cuanto al consumo, estamos hablando en ciclo urbano de 8,1 l/100 km, en ciclo combinado de 6,0 l/100 km, hasta alcanzar un consumo extraurbano de 4,8 (l/100 km).

Del desarrollo del diseño, combinado con prestaciones deportivas, nace el novísmo Abarth 500C. Así, si por una parte se destacan los nuevos colores (en especial el elegante bicolor), el spoiler alargado recuerda que Abarth 500C es ante todo un auténtico deportivo. Otro factor de excelencia en el Abarth 500C es su extraordinario confort, tanto climático como acústico. Los estudios aerodinámicos realizados permiten reducir al mínimo las turbulencias cuando se viaja con coche descubierto. De esta forma, con el nuevo coche es posible vivir plenamente las sensaciones de deportividad y enriquecer la experiencia de la conducción.

La capota eléctrica -que se desliza por las partes laterales del coche- permite disfrutar del Abarth 500C en cualquier período del año. Disponible en dos colores (negro y gris titanio), la capota se combina con los colores clásicos y, además, se armoniza con las dos combinaciones bicolor: la versión más deportiva (negro y blanco competición) y aquella más elegante en dos tonalidades de gris.

El 500C nuevo coche es un verdadero Abarth y lo demuestra el propulsor 1,4 litros Turbo T-Jet, que suministra 140 CV con importantes prestaciones: de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos con un par de 206 Nm a 2000 rpm. El motor es un 4 cilindros 16 válvulas de 1.368 cm3 cuya velocidad máxima es de 205 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 8,1 segundos. El mérito es también de la función overboost, que se activa mediante el botón “Sport” para intervenir en el mapeado de la centralita, en la presión del turbo y en la carga al volante. Prestaciones en pleno espíritu Abarth con consumo limitado: 6,5 l/100 km en el ciclo combinado.

Pero la verdadera novedad es el cambio “ABARTH Competición” de derivación “racing”, montado de serie. Se trata de un cambio de 6 marchas con comando electrohidráulico e interfaz piloto realizada con paletas detrás del volante. El innovador cambio, que deriva del MTA (Manual Transmission Automated), consiste en un cambio mecánico “tradicional” en el cual el varillaje manual es sustituido por un accionador controlado electrónicamente mediante una “TCU” (Transmission Control Unit), que optimiza simultáneamente los cambios de marcha y la eficiencia mecánica. Además, el uso de este cambio comprende tanto la modalidad “auto”, para mayor confort, como la modalidad “manual” que otorga máxima satisfacción en la conducción. A ambas modalidades es posible sobreponer la opción “sport”, con efectos en la velocidad de cambio. Confirmando la plena pertenencia de este coche al espíritu Abarth, se encuentra en fase de preparación un kit "esseesse" específico, para alcanzar un posterior nivel de elaboración.