Ya se pueden alquilar eléctricos

La empresa valenciana Movilidad Urbana Sostenible (Movus) pondrá en marcha un servicio de alquiler de coches eléctricos en Valencia después del verano, con una flota de diez vehículos que permanecerán en seis estaciones de aparcamientos de la ciudad.

El servicio es una experiencia piloto de "car sharing", un sistema que pone al servicio de los ciudadanos vehículos para alquiler por periodos de corta duración y que estará integrado por coches eléctricos, según ha explicado el gerente de Movus, Mauro Fiore.

 

La compañía ha alcanzado acuerdos con los propietarios de seis aparcamientos repartidos por la ciudad para establecer las bases de los vehículos y las estaciones de recarga.

 

En lo que queda de año se pondrán en servicio diez coches eléctricos dirigidos a particulares -la mayor parte de los usuarios potenciales, según estima la empresa-, a empresas y a turistas, así como a otros usuarios ocasionales. Se espera que cada coche puede dar un "buen servicio" a entre 35 y 50 usuarios, dependiendo de los usos más breves o más largos que se den.

 

La experiencia piloto cuenta con ayudas públicas de 234.000 euros de la Agencia Valenciana de la Energía (AVEN) para el estudio del modelo de negocio y la viabilidad del proyecto y la ejecución, el desarrollo de la aplicación informática encargada de la gestión y control y la puesta en marcha del sistema.

 

El servicio está habilitado para funcionar con el sistema Móbilis, tarjeta de transporte público de la ciudad, a través de la cual se podrán realizar los pagos del alquiler, ya que puede funcionar como tarjeta monedero.

 

Las tarifas de alquiler son similares a las que se han establecido en el resto de Europa, aunque podrían ser un poco más caras al tratarse de coches eléctricos, según el gerente de Movus. Según el proyecto, la tarifa ordinaria cuesta cinco euros al mes y la tarifa horaria establece un precio de 1,25 euros por quince minutos de alquiler y un precio por distancia de 0,40 euros el kilómetro a partir del vigésimo primero.

 

También se podrá disponer del vehículo por días completos, con una cuota fija cada 24 horas de 45 euros con un número ilimitado de kilómetros.

 

El proyecto de la empresa es ampliar el servicio, "seguir creciendo y cubrir todos los barrios de la ciudad", y ha mantenido conversaciones con el Ayuntamiento de Valencia para ver las posibilidades de ocupar la vía pública mediante una concesión. En Sagunto ya ha puesto en marcha el proyecto en su fase piloto y tiene previsto ampliar la flota de cinco vehículos después de los buenos resultados obtenidos.