Ya está lista la nueva Serie 3 de BMW

Si ves sus fotos, podrás pensar que BMW ha apostado por el continuismo. Pero nada más lejos de la realidad: presenta un arsenal tecnológico que le permitirá estar unos años más como estandarte de las berlinas deportivas.

Ya está lista la nueva Serie 3 de BMW
Ya está lista la nueva Serie 3 de BMW

Hará su debut en primavera, en el próximo Salón de Ginebra, pero no tendrás que esperar tanto para conocer cómo será la nueva Serie 3. Ya sabemos las novedades más importantes que traerá este modelo, qué motores llevará, qué cambios ha experimentado... Agárrate porque, a pesar de ser su quinta generación, experimenta una auténtica juventud. Apuestan a lo grande. Todas sus medidas han aumentado: alcanza 4,52 metros de largo (49 mm más que su predecesor); 1,82 metros de ancho (78 mm más) y 1,42 metros de alto (6 mm más). También ha crecido su batalla hasta llegar a los 2,76 metros (es decir, 35 mm más). Aseguran que estéticamente no sólo se ha inspirado en el Serie 5 y el Serie 7, sino que también toma algunas “pizcas" del diseño del Z4 y de la recién llegada Serie 1. ¿Por qué? Porque en BMW no se cansan de repetir que la nueva Serie 3 es, ante todo, mucho más “dinámica". Para ello, cuentan con cuatro nuevos motores, un póquer de mecánicas que introducen nueva tecnología que pronto adoptarán viejos propulsores de la compañía. No te pierdas el nuevo 330i. Colofón de la gama, esta versión cuenta con un motor de tres litros y seis cilindros que desarrolla una potencia de 258 CV y un par de 300 Nm entre 2.500 y 4.000 rpm. Las cifras oficales ya quitan el hipo: acelera de 0 a 100 Km/h en 6,3 segundos, velocidad limitada a 250 km/h y un consumo medio de 8,7 litros a los 100 kilómetos. Aseguran que es el seis cilindros más poderoso del segmento, pero también uno de los más ligeros. Es un propulsor alado: han elaborado en magnesio el cárter, la cabeza de los cilindros, el árbol de levas... Según afirman, se reduce en un 30 por ciento el peso en comparación con un propulsor similar realizado en aluminio. Además, en primavera, llegará a Europa el 325i. Incorpora una mecánica de 2,5 litros que desarrolla 218 CV de potencia a 6.500 rpm y un par de 250 Nm entre 2.750 y 4.250 rpm. BMW asegura que acelera de 0 a 100 Km/h en 7,1 segundos, alcanza una velocidad de 245 km/h y su consumo queda en 8,3 litros cada 100 kilómetros. La gama de gasolina se cierra con el 320i, el mismo que incorpora el Serie 1. Desarrolla 150 CV desde 6.200 rpm y un par de 200 Nm a 3.600 rpm. También conocemos sus cifras oficiales: tarda 9 segundos en pasar de 0 a 100 km/h, alcanza una velocidad de 220 km/h y tiene un consumo de 7,4 litros. Si piensas en un Diesel, BMW también ofrece en la nueva Serie 3 una mecánica de gasóleo, y no una cualquiera. Le denominan su “spordiesel", un motor con common rail de segunda generación y cuatro cilindros. Su potencia de 163 CV y su par de 340 Nm a 2.000 rpm, le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos, conseguir una velocidad de 225 km/h y contener su consumo en 5,7 litros cada 100 kilómetros.Todos los Serie 3 incorporarán caja de seis relaciones manual, quedando la automática de seis marchas (Steptronic) como equipamiento opcional. El nuevo Serie 3 ha incorporado elementos de otros BMW. Destaca su control de estabilidad, el DSC, que se ha perfeccionado. Ahora, además, es capaz de secar los frenos (aproxima las pastillas al disco) si circulamos por terrenos mojados o, por ejemplo, impide que el coche se nos vaya para atrás al arrancar en cuesta. También ha puesto al día sus suspensiones y ha desarrollado en aluminio su eje trasero. El reparto de peso es del 50/50, lo que asegura su agilidad en carretera. Todos estos elementos nos hablan de un Serie 3 mucho más dinámico, pero BMW explica que también es más seguro. Han trabajado duro para que esté listo para conseguir la máxima puntuación en las pruebas de choque del EuroNcap. Su rigidez torsional se ha incrementado en un 25 por ciento y su dotación de airbags es más que generosa: incluirá de serie en todas las versiones 6 airbags. También destaca entre su equipamiento de fábrica sus neumáticos Runflat, capaces de rodar 250 kilómetros a 80 km/h sin aire. Motores desarrollados en magnesio, suspensiones de aluminio... la nueva Serie 3 llegará sin lastres. El interior del Serie 3 no estrena ningún revolucionario invento, pero ha logrado adaptar y perfeccionar viejos conocidos en otros BMW. Así, también podemos contar con el i-Drive, que tiene un funcionamiento menos lioso que en el Serie 7 o el Serie 5 (o al menos eso aseguran). También ha heredado el sistema de arranque sin llave que ya hemos podido ver en el Serie 7 y el Serie 1. El conductor no tendrá ni que sacarse la llave del bolsillo para arrancar el coche: mediante sensores, el coche se abrirá y, con sólo pulsar un botón, podrá ponerlo en marcha. Para su lista de opciones quedan elementos como los faros bi-xenón autodireccionales, las luces de freno de intensidad variable, los airbags de cadera para los ocupantes de las plazas traseras, la pantalla multifunción...

Los mejores vídeos