Volvo podría vender unidades de su nuevo motor Diesel a otras marcas de Ford

En Ginebra asistimos al estreno mundial del motor D5, la apuesta por el conducto común Diesel de Volvo. Ahora la marca sueca, perteneciente a Ford, está estudiando la posibilidad de vender este propulsor a otras compañías que están bajo el manto de la norteamericana.

El D5 hará su debut oficial este verano en las versiones tres volúmenes del S60 y del S80 y más tarde será añadido al V70. Este propulsor sustituye al Diesel que hasta ahora se ha estado comprando al Grupo Volkswagen.
El D5 es un motor Diesel de cinco cilindros y tecnología common rail de Bosch. Su potencia máxima es de 163 CV a las 4.000 rpm y su par máximo se sitúa en los 340 Nm y se alcanza a las 1.750 rpm.
Volvo ha invertido casi 4.700 millones de pesetas en la creación de la línea de montaje que produce este motor y en la actualidad dedica 150 empleados en un turno, con una producción anual de 50.000 unidades.
La compañía sueca está barajando la posibilidad de vender este D5 a otras marcas de Ford, como Aston Martin, Jaguar, Land Rover o Lincoln. Para el jefe de Desarrollo de Producto de Volvo, Hans Gustavsson, "incluso si alguna otra marca más está interesada, estaremos encantados de discutirlo". Para Gustavsson no habría problemas de abastecimiento, ya que la producción actual se puede doblar simplemente añadiendo un turno.
Volvo también está interesada en desarrollar un D5 de seis u ocho cilindros, con la intención de competir con Audi, Mercedes y BMW.

Los mejores vídeos