Volvo planea fabricar un pequeño todo terreno

Un nuevo todo terreno ligero, el XC30 ó XC50, será la nueva apuesta de Volvo por un segmento en el que desea estar y "dar mucha guerra". Se trata de un proyecto, pero con muchos visos de futuro.

Los responsables de Volvo lo tienen claro, la gama de la marca nórdica tiene que ampliarse, llegando a más segmentos y compitiendo con nuevos modelos de otros fabricantes de prestigio.

Tras el anuncio del XC90 (en la foto), que competirá con modelos de la categoría del BMW X5, Volvo ha "dejado caer" que es posible que se desarrolle un nuevo modelo de pequeño todo terreno ligero. Este proyecto compartiría plataforma con el futuro Land Rover Freelander y podría ser un desarrollo de la base de Volvo P1X. Esta plataforma será la que, además, utilicen los próximos S40 y V40.

Aunque la decisión no es definitiva, parece ser más que probable y ya se habla de que será el primer fruto de la colaboración entre las marcas que forman parte del Premier Automotive Group, división de lujo de Ford, de la que forman parte Aston Martin, Jaguar, Land Rover y Volvo.

El posible pequeño TT se llamará XC30 ó XC50 y saldrá de la planta de Land Rover en Solihull (Gran Bretaña). Este modelo vendría a competir con el BMW X3.

Por otra parte, Hans Olov-Olsson, jefe ejecutivo de Volvo, ha dejado claro que la marca sueca no tiene intención de entrar al segmento de las berlinas de alta gama, como la Clase S de Mercedes o la Serie 7 de BMW.