Volvo: mejorando lo presente

Volvo no llega con ninguna exclusiva, pero sí con dos modelos muy esperados: el XC90 con motor V8 y el V50 T5 AWD. Se trata de dos de sus vehículos más potentes. También da una vuelta de tuerca a su ya conocido prototipo: 3CC.

Volvo XC 90 V8 y V50 T5 AWD
Volvo XC 90 V8 y V50 T5 AWD

El XC90 tiene el honor de ser el primer Volvo de la historia que monta un V8. Además, no encontraremos un propulsor igual en todo el mercado: para garantizar la seguridad del vehículo en caso de choque, se ha colocado en posición transversal. Y no queda ahí la cosa: es el V8 más limpio del mundo y la mecánica más potente que ha montado nunca jamás un Volvo. Este V8 desarrolla una potencia de 315 CV y un par de 440 Nm a 3.900 rpm. Además, a tan sólo 2.000 vueltas, ofrece 37 mkg de par. La marca asegura que, con este propulsor, el XC90 acelera de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y alcanza una velocidad limitada a 210 km/h. Todo con un consumo de 13,3 litros cada 100 kilómetros. Por su parte, el V50 incorpora el mismo sistema de tracción integral que la marca destina a sus modelos más grandes. Además, cuenta con el motor más potente de toda la familia: un cinco cilindros de 220 CV. Se trata de un cinco cilindros en línea que destaca por su estructura compacta. Este propulsor de gasolina desarrolla 220 CV de potencia y posee 32 mkg de par.

Los Volvo más potentes en el peor escenario posible, el Polo Norte. Hemos conducido el nuevo XC 90 V8, un modelo que estrena un propulsor único. También nos hemos subido al nuevo V50 T5 AWD, un coche que incorpora los sistemas de tracción más avanzados. Prepárate: esta toma de contacto te dejará “helado".
Los "domamos" en hielo.
Lo hemos podido ver en varios de los últimos salones de la automoción e incluso ha rodado por Shanghai en la Michelin Challenge Bibendum (la carrera de los coches ecológicos por excelencia). Sin embargo, no nos podemos hacer ilusiones: queda mucho para que deje de ser un concepto. No se sabe cuándo podría ponerse a la venta: hablan de un hipotético 201X, sin más detalles. Como ya os hemos contado otras veces, la carrocería es un caparazón soldado de fibra de carbono de una sola pieza. Además, cuenta con una estructura de acero de alta resistencia. Bajo el capó se encuentra un motor eléctrico que se alimenta de unas baterías de litio-ión similares a las que utilizan en los ordenadores portátiles. Con esta mecánica, acelera de 0 a 100 km/h en 10 segundos, tiene una autonomía superior a los 300 kilómetros y una relación peso/par similar a la de un Volvo S60 T5.