Volvo examinará 460.000 vehículos en todo el mundo

El control electrónico de un ventilador está dando problemas en algunos Volvo. Varios modelos pueden sufrir un cortocircuito en este sistema, lo que podría originar un incendio en el motor, por lo que la marca ha llamado a revisión a 460.000 vehículos en todo el mundo.

El grupo Volvo Cars, subsidiario de Ford, ha realizado la mayor llamada a revisión de su historia: nada menos que 460.000 vehículos tendrán que pasar por los talleres con el fin de reparar un fallo en el sistema eléctrico del módulo que regula el ventilador del motor.Los modelos en los que se ha detectado el problema son los S60, S80, V70 y XC70 producidos en 2000 y 2001. De momento, no hay casos documentados en los que el defecto “haya provocado lesiones a los pasajeros", según un portavoz de la automovilística sueca. Sin embargo, el susto puede ser considerable: si el ventilador sufre un sobrecalentamiento, originaría, en condiciones extremas, un cortocircuito que, a su vez, provocaría el incendio del motor.Estos fallos se han dado en aquellos lugares en los que las altas temperaturas se combinan con embotellamientos de tráfico, cuando los automóviles transitan a baja velocidad. Aunque el calor aumente, el ventilador no termina de girar.Volvo ha explicado que los afectados recibirán una carta en la que se les pedirá que lleven su vehículo a uno de los talleres de la marca, con el fin de cambiar todo el paquete del ventilador. La reparación no tendrá coste alguno para el propietario del coche; el fabricante correrá con todos los gastos, aunque ha declinado comunicar cuál será el importe. La campaña afecta a 150.000 automóviles en Estados Unidos, 75.000 en Suecia, 40.000 en Alemania, 35.000 en Reino Unido y 14.000 en Japón.

Los mejores vídeos