Volvo, en busca de la satisfacción total del cliente

La atención al cliente es una de las áreas en las que más hincapié están haciendo los fabricantes de automóviles; Volvo quiere ser líder.

La firma sueca Volvo tiene un objetivo claro: satisfacer a sus clientes. Durante los próximos tres años, quiere llegar a ser la marca automovilística más importante en cuanto a satisfacción de sus clientes y para ello lo primero que ha de hacer, según el director de Calidad, Wolff Huber, es "entregar los vehículos a tiempo sin ningún desperfecto ni averías que impidan circular con el automóvil". El porcentaje de turismos Volvo que cumplen este principio no ha sido desvelado por Huber, que ha insistido en que en 2004 la mayoría de las unidades lo cumplirían.
Los planes de la empresa sueca, cuyo dueño es Ford Motor Company, sitúan en 600.000 las unidades que venderán de aquí a tres años. En estos momentos se encuentran, según las mismas fuentes, en un proceso de análisis de la calidad para conseguir esos objetivos.

Los mejores vídeos