Volvo C30: reVOLVOlución

Sorprendente, innovador, atractivo… Así es el C30, un modelo con el que la marca sueca ofrece su imagen más original, sobre todo en su parte trasera que, a pesar de su aparente modernidad, está inspirada en los veteranos 1800 ES (1971) y el Safety Concept Car (SCC), presentado en Detroit hace algunos años. ¿Quién dijo que los Volvo son coches aburridos?

Volvo C30: reVOLVOlución
Volvo C30: reVOLVOlución
Ver vídeo
En cuanto a equipamiento, el Volvo C30 equivale a la gama S40, incorporando características que convierten su conducción en cómoda y agradable. Dispone del sistema de conducción sin llave: siempre que tengas la llave en el bolsillo o en el bolso, podrás abrir el vehículo con sólo agarrar el tirador y arrancarlo girando simplemente el mando del motor de ponerlo en marcha. Ofrece otras innovadoras posibilidades de personalización interior, como el sistema BLIS, con cámaras laterales para facilitar, mediante un testigo luminoso, la seguridad en maniobras de cambio de carril, el sistema ON CALL, que permite establecer comunicación con una operadora durante las 24 horas del día, los 365 días del año, equipos de sonido de altísima calidad y potencia con altavoces del especialista danés Dynaudio, conector MP3, sistema de navegación RTI y climatizador con detector de monóxido de carbono, entre otras prestaciones.El Volvo C30 dispone de nueve versiones, cinco de gasolina, tres de Diesel y una flexifuel, todas ellas muy divertidas a la hora de conducir. Las dos más potentes de la gama en Diesel y gasolina, son el D5 (180 CV) y el T5 (230 CV) , respectivamente, ambas sumamente atractivas y ágiles, y ya conocidas por su utilización en otros modelos de la marca y del grupo.El Diesel D5 resulta muy agradable de utilizar, muestra potencia desde los primeros compases de giro y mucha contundencia desde que se superan las 2.000 revoluciones hasta el momento del corte, que se produce cerca de las 4.500 rpm. Con el cambio automático de cinco relaciones resulta muy agradable de utilizar, pues permite sacar buen partido de la mecánica y ofrece excelente comodidad al conductor, ya que no salta de marcha cuando se usa en modo manual. En el caso del gasolina T5, muestra enorme potencia desde el ralentí y permite unas extraordinarias recuperaciones. El turbo de baja presión permite una suavidad poco común. Destaca la puesta a punto del chasis, que es muy efectiva y resulta cómoda ya en su configuración normal (existe la posibilidad de elegir una suspensión deportiva con muelles más cortos –rebaja la altura de la carrocería en 20 mm-, que cuenta con barras estabilizadoras de mayor diámetro, lo que supone un incremento en la dureza de aproximadamente un cinco por ciento). En combinación con una dirección electrohidráulica de excelente precisión, con 2,8 vueltas de volante entre topes, el C30 resulta especialmente divertido de conducir en tramos virados, pues responde con nobleza y sin aspavientos.Los precios de las distintas versiones del C30 son accesibles para el público joven, uno de sus principales clientes potenciales. El coste de las distintas versiones oscila entre los 20.575 y los 35.095 euros.