Volvo: audacia todo terreno

Una de las marcas europeas que más fuerte pisan en Detroit es Volvo, arropada por Ford. Allí, los suecos presentan por fin el XC90, un sensacional concepto que mezcla lo deportivo con el todo terreno.


Se trata de una evolución de la gama abierta con el Cross Country, coches rápidos, lujosos y confortables que igual se defienden sobre el asfalto que sobre la tierra. Para moverse, el XC90 emplea un motor de gasolina con seis cilindros y turbo. Llega hasta los 272 CV, una cifra impresionante. Hay también una versión recién salida del horno que lleva un propulsor turbodiésel de 163 CV sobre arquitectura de cinco cilindros, el mismo que ha incorporado el S60.

Conocido con el nombre de XC90, supone un paso más en su gama Cross Country de vehículos diseñados para circular por carretera y por campo.

Volvo lanza ahora las primeras fotografías oficiales del automóvil, que muestran un diseño avanzado de líneas redondas, pero con algunas de las señas de identidad de la firma sueca, como los abultados hombros de las puertas o el capó de forma apuntada.
El habitáculo también recibe toda la atención por parte de los ingenieros de la firma sueca. Hasta siete asientos se pueden instalar en la cabina, gracias a un aumento de la superficie interna. Ha sido, según sus propias palabras, un trabajo casi artesanal para hacer un coche de calidad, práctico y funcional.
Esta dedicación tiene su continuación en el apartado de la protección a los ocupantes. Fiel a su fama de marca segura, Volvo ha instalado una amplia gama de soluciones tecnológicas, las últimas a su disposición, que se centran, especialmente, en las áreas que más sufren en caso de vuelco.
El director del proyecto, Hans Wikman, señaló al respecto que "nuestro XC90 de tracción total nace con el objetivo de convertirse en una de las realizaciones más seguras y atractivas del mercado".

El XC90 aparecerá, de momento, en tres versiones mecánicas: un motor de gasolina con turbo y seis cilindros, que rinde 272 CV, otro turbo de cinco cilindros, y el "novísimo" turbodiésel de 163 CV y cinco cilindros, el mismo propulsor que recientemente ha venido a ampliar la gama S60.