Volkswagen reabre su AutoMuseum

El AutoMuseum de Volkswagen acaba de reabrir sus puertas en Wolfsburg, cuna natal del gigante alemán. En él se exhibe el pasado de la marca, sus proyectos futuros y modelos únicos como un Beetle de madera fabricado para el Carnaval de Venecia.

Con más de 18 años de historia tras sus espaldas, el AutoMuseum acaba de reabrir sus puertas y ha dejado de ser una simple -aunque, eso sí, gigantesca- colección de coches para convertirse en un verdadero parque temático dedicado a Volkswagen.

Entre sus áreas destaca la denominada "Futurum Volkswagen" que recoge los más importantes concept cars de la marca, vehículos que nunca llegaron a rodar por las carreteras pero que han sido el motor de los automóviles actuales. En "Volkswagen family", el AutoMuseum también analiza la singladura de la marca desde su creación en Wolfsburg hasta su implantación actual.

Construido en una antigua fábrica textil, el AutoMuseum ha ido tejiendo parte de la historia de Volkswagen y ha mantenido vivos modelos clásicos, coches de carreras, prototipos e, incluso, automóviles de fabricación manual.

En su reapertura, se ha conservado el archivo, donde se recopilan datos técnicos de los motores o información sobre la construcción de cualquier Volkswagen, y se ha ampliado su colección de fotografías históricas.

Para los amantes de las curiosidades, dentro de este museo se pueden contemplar más de 130 modelos legendarios o curiosos relacionados con Volkswagen, como un Beetle de madera fabricado por Livio de Marchi para el Carnaval de Venecia, la primera plataforma para camión que se fabricó en 1946 o un coche de carreras con placas construidas a mano de 1949.

Si quieres saber más sobre este AutoMuseum, no te pierdas esta

página web</font color="#0000CC">