Volkswagen pretende bajar el precio de sus coches

El grupo automovilístico alemán Volkswagen se ha marcado un objetivo: reducir la diferencia de precios de sus modelos con los de sus filiales Seat y Skoda.

Según el semanario alemán "Wirtschaftswoche", el presidente de Volkswagen, Ferdinand Piech, quiere lograr con esta medida la pérdida de clientes de la marca germana a favor de Seat y Skoda. Esta traslado de clientes se vio incrementado en el año 1999. Fuentes de la empresa alemana han declinado hacer declaraciones al respecto.
Por otro lado, y coincidiendo con la celebración de la Expo 2000 de Hannover, Volkswagen ha presentado un parque temático de 25 hectáreas dedicado a los automóviles de la marca y sus filiales: Audi, Bentley, Lamborghini, Scania, Seat, Skoda y Volkswagen. En el parque, denominado Autostad (Ciudad del Automóvil) y que se ubicará en Wolfsburg, se han invertido unos 72.250 millones de pesetas y el objetivo, según sus diseñadores, es el de permitir a los visitantes compenetrarse con el mundo del automóvil de una manera totalmente nueva. El espacio dedicado a la española Seat se compone de un repaso por la historia de la marca española y su idea de futuro. También adquiere importancia en la muestra el último prototipo de Seat, el Salsa.
El nuevo parque abre sus puertas al público el 1 de junio.