Volkswagen Polo GTI

El Salón de Tokio (Japón) ha sido el escenario elegido por Volkswagen para la presentación oficial del nuevo Polo GTI, que monta un potente motor 1.8 turbo de 150 CV y goza de una estética claramente deportiva.

Volkswagen Polo GTI
Volkswagen Polo GTI

Han pasado cerca de siete años desde que debutara el último Polo GTI y sus 125 CV se nos antojan pocos en comparación con los 150 CV que ofrece el nuevo modelo deportivo de la gama. Esta nueva generación de esta versión tan especial monta una mecánica turboalimentada de 1,8 litros, con cinco válvulas por cada uno de sus cuatro cilindros y que, según Volkswagen, es un ejemplo de elasticidad. Para ello, alude a sus cifras oficiales de recuperación: de 80 a 120 km/h en cuarta en tan sólo 7,5 segundos. Esta es una pequeña muestra del potencial de este propulsor que, oficialmente, posee un par de 23,3 mkg a 1.950 rpm y unas prestaciones muy acordes a su carácter dinámico. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y su velocidad máxima alcanza los 216 km/h. El consumo, no obstante, no es demasiado elevado y en ciclo combinado se sitúa en los 7,8 litros. Aparte de por su motorización, este Polo GTI se diferencia del resto de la gama por su diseño, más exclusivo que en anteriores generaciones. En él toman especial importancia el frontal, con una parrilla en V muy similar a la del Golf GTI, con diseño de panel de abeja y las siglas GTI en mayor tamaño. Los faros de doble óptica y los antinieblas quedan enmarcados en negro. Lateralmente, se observan sus llantas de aleación de 16 pulgadas y a través de ellas, las pinzas de freno en rojo. Los neumáticos son de un perfil muy bajo 205/45 R, posee unos faldones laterales negros que harán las delicias de los amantes de las personalizaciones y el chasis deportivo se ha rebajado 15 mm respecto al del resto de familia Polo. Si lo vemos desde atrás, observamos un spoiler en el techo, con luz de freno incorporada y que según VW mejora el agarre de la eje trasero, y un doble tubo de escape cromado.En el interior no faltan tampoco los detalles deportivos. Volante, pomo y freno de mano están forrados en cuero y el diseño, en aspecto metálico, hace resaltar la consola central y las salidas de aire laterales. Afinando algo más la vista, podemos ver costuras en rojo en el cuero que rodea al volante o bordes en ese mismo color sobre los cinturones de seguridad. El esquema de la palanca de cambios, con relieve metálico, y el pedalier de aluminio completan este interior con tintes racing. Será en la primavera de 2006 cuando se ponga a la venta en España el nuevo Polo GTI, el Polo más potente de la historia.