Volkswagen lanzará un nuevo utilitario en China antes de un año

En el plazo de doce meses, Volkswagen habrá lanzado un coche de formato utilitario en el emergente mercado chino. Con la aparición de este modelo en China, Volkswagen espera duplicar su cuota de mercado, muy castigada por el abaratamiento de los coches en el gigante asiático.

En China se venden con fuerza creciente los coches pequeños, con precios por debajo de los 12.000 euros. Esto ha hecho reaccionar a Volkswagen, que ha visto cómo su cuota de mercado caía en los últimos meses por culpa de esta competencia.

Tras lanzar el Bora y el Polo en aquel país, Volkswagen se había colocado como una de las empresas europeas mejor asentadas en China. Además, su toma de control de la joint venture Volkswagen Shangai le ha dado un mejor dominio de sus operaciones. Sin embargo, ahora se dan cuenta de que es necesario competir con los precios de coches tan baratos como los que empiezan a venderse allí.

El vehículo más barato de Volkswagen en China es el Santana, un sedán bastante anticuado que, para colmo, es hasta un 10 por ciento más caro que sus rivales.

Para competir, han decidido lanzar un utilitario que deberá estar a la venta en un año. Con él, confían en doblar su cuota de mercado en el país asiático.

"Es el segmento que muestra el crecimiento más dinámico y queremos reaccionar a este fenómeno", explican en Volkswagen.

Aunque todos los detalles están por definirse, la compañía ya sabe que fabricará el nuevo modelo en una de sus plantas chinas.

Estar presente y con fuerza en el mercado potencialmente más grande del mundo es uno de los objetivos comunes a todas las grandes marcas. Esta batalla por colocarse bien en China se ha recrudecido desde que el coloso comunista firmó su adhesión a la Organización Mundial del Comercio, importante paso hacia la liberalización de su mercado interno.