Volkswagen extiende el sistema 4Motion en su gama Golf

La marca alemana se ha propuesto incrementar más, si cabe, la imagen de coche exclusivo del Golf. Para ello, su modelo estrella en el segmento de los compactos incorporará la tracción integral 4Motion en su gama. En total son seis los motores que se pueden combinar con esta opción.

Volkswagen extiende el sistema 4Motion en su gama Golf
Volkswagen extiende el sistema 4Motion en su gama Golf

Durante 2000, Volkswagen vendió en España un total de 33.883 unidades del Golf. Un dos por ciento de ellas, unas 677, montaban el sistema de tracción integral

Untitled Document

4Motion . Ahora, la casa germana se ha propuesto triplicar ese porcentaje, lo que supondrá unas 850-900 unidades, teniendo en cuenta que esperan aumentar notablemente las ventas generales.
Para fomentar esta presencia de la tracción integral en sus ventas, los responsables del Golf han decidido extender este sistema a varias motorizaciones, de modo que pueda cubrir más hueco en el mercado.
A partir de esta decisión, el Golf es el modelo del segmento de los compactos con más motores unidos a un sistema de este tipo. Está presente con los 1.9 TDI bomba inyector de 100, 115 y 150 CV. En gasolina, se combina con el 2.0 de 115 CV, el 2.3 V5 de 170 CV y el 2.8 V6 de 204 CV, el más potente de la familia. Todos llevan cajas de cambio manuales de seis relaciones, excepto el 2.0 de 115CV, que monta una de cinco. Son cajas muy rápidas y bien compensadas. En el pomo de la palanca llevan la inscripción 4Motion, distintivo de la gama.
Este coche se indica especialmente para ser utilizado en zonas donde el agua o la nieve compliquen especialmente la circulación. Tampoco se defiende mal fuera del asfalto, aunque no hay que olvidar que no es un todo terreno y que no puede con los agujeros ni las zonas muy rotas. Va dirigido a un público muy elitista y exigente, de alto poder adquisitivo. No en vano, los precios van desde los 3.556.000 pesetas del 2.0 de 115 CV, hasta los 4.765.000 pesetas del V6.
Montar este sistema de tracción inteligente, ya conocido en Volkswagen, supone incrementar el precio del Golf en unas 265.000 pesetas sobre las tarifas de las versiones normales.

El

Untitled Document

4Motion . utiliza un embrague Haldex para gestionar la tracción del coche. En pocas palabras, el Golf funciona normalmente con propulsión delantera. Sin embargo, una serie de sensores vigila que el eje delantero no pierda motricidad. En cuanto detecta una pérdida de transmisión en las ruedas delanteras, acopla, a través del embrague Haldex, el eje trasero. El reparto de par es variable, en función de las condiciones del terreno. Si las cosas se complican para el eje delantero, toda la potencia puede desviarse puntualmente al posterior.
Este sistema, unido a un control de estabilidad ESP (opcional), convierte al Golf en un coche muy seguro y estable. Sin el ESP, pueden darse momentos complicados, sobre todo si la tracción lleva más peso en las ruedas traseras.

En cuanto a su presentación final, esta gama sale al mercado en dos acabados: Conceptline y Highline. Esta última modalidad es realmente completa y se echan en falta pocas cosas. Quizá el ESP, que podría haber sido de serie. En cuanto a equipamiento interior, ambas opciones están muy bien servidas, si bien la Highline, la más alta, ofrece un paso más, con asientos delanteros deportivos y regulables en altura, portavasos, volante y palanca forrados en cuero, apliques en madera, etc.
El apartado de seguridad incluye de fábrica airbags de conductor y acompañante, además de airbags laterales y de cabeza. También sale con asistencia a la frenada, ABS, bloqueo electrónico del diferencial y cinturones de seguridad delanteros y traseros con tres puntos de anclaje y pretensores (estos, sólo en la parte delantera).
Las suspensiones, mejoradas y con un comportamiento más sólido que en otras versiones Golf, se han confiado a un sistema McPherson delante, con brazos inferiores triangulares transversales y barra estabilizadora. Atrás, el trabajo lo hace un eje de brazos longitudinales acoplados, con muelles helicoidales, amortiguación telescópica y barra estabilizadora.

En conjunto, el Golf 4Motion representa una atractiva opción para aquellos que consideran necesaria una vuelta de tuerca más en el compacto de talante deportivo por excelencia.

Si quieres ver más imágenes, no te pierdas este

Untitled Document

álbum .
Los mejores vídeos