Volkswagen comprará la empresa con la que colabora en China

El Grupo Volkswagen está considerando la posibilidad de comprar la empresa con la que mantiene un acuerdo de colaboración en China, una vez que el país asiático se una a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Erich Schmitt, miembro del consejo de Volkswagen y encargado de las operaciones en China, ha señalado que el grupo alemán ¿hablará sobre la opción de compra tan pronto como sea posible bajo las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC)".
La entrada de China en la OMC supone una espada de doble filo para Volkswagen. Por una parte ganará flexibilidad a la hora de importar y exportar componentes a países vecinos, pero por otra perderá mercado, ya que los coches de importación serán más baratos.
Volkswagen Shangai es el buque insignia de las ¿joint ventures¿ en China y Volkswagen quiere hacerse con el control completo de esta filial. La compañía alemana actúa en el mercado chino desde 1978 a través de acuerdos de colaboración, la única manera que tenían (y tienen) las compañías extranjeras de producir en el país oriental. Las estrictas normas locales obligan a que la mayoría de los componentes sean fabricados por empresas chinas.
Volkswagen, que posee cerca del 50 por ciento del mercado de turismos en China, ha indicado que se gastará cerca de 252 billones de pesetas en los próximos cinco años en modernizar sus productos y sus plantas de producción y mejorar las relaciones comerciales con sus proveedores.