Venezuela cambia su estrategia petrolera

El populista y controvertido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el primer día del año la puesta en marcha de lo que calificó de "nueva estrategia petrolera". Una novedosa Ley de Hidrocarburos tratará de hacer de Venezuela algo más que un simple productor de crudo.

Venezuela cambia su estrategia petrolera
Venezuela cambia su estrategia petrolera

El mandatario venezolano ha comenzado 2002 con un ambicioso paquete de leyes nuevas entre las que destaca esta de Hidrocarburos. También son notorias las de Costas y Tierras, que tratan de proteger los patrimonios naturales de Venezuela de una forma bastante extraña. Según Chávez, estos decretos-leyes son la base de un "proyecto revolucionario que reivindica la soberanía nacional". Estas tres leyes, además de otras siete, han sido recurridas por la patronal Fedecámaras ante el Tribunal Supremo de Justicia, cuyas resoluciones al respecto aún están pendientes.

En Venezuela, el petróleo supone la principal fuente de ingresos. Es uno de los principales productores del mundo y, desde luego, el más importante de toda América. Su posición en el mercado suele resultar determinante para los precios. Por estas razones, el nuevo movimiento chavista es objeto de análisis detallado desde los principales observatorios del mercado.

Lo que pretende el Gobierno de Caracas es fomentar el desarrollo de una auténtica industria petroquímica. Es decir, no sólo extraer y exportar petróleo, sino también manufacturarlo en el país. El refino del crudo y su posterior transformación en bienes de consumo dará al país más ingresos que la venta de materia prima, según cree Chávez.

Entra en vigor el recorte de la Opep<
Tal y como se esperaba, ayer día 1 de enero entró en vigor el nuevo recorte de producción planeado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep. Desde esta fecha, los 11 países miembros extraen 1,5 millones de barriles diarios. Cuentan además con el apoyo de México, Noruega y Rusia, principales productores no alineados, que recortan su producción conjunta en medio millón de barriles diarios.

Con esta medida, la Opep espera que los mercados reaccionen al alza y el precio del barril de crudo vuelva a situarse por encima de los 22 dólares.

Hoy, primer día de cotización del año en los mercados occidentales, la decisión no parece tener demasiada influencia. En Londres, el precio registra oscilaciones muy leves a la baja.

Los mejores vídeos