Varios investigadores verifican en tiempo récord las piezas fabricadas para turismos

Investigadores valencianos han conseguido verificar el cien por cien de las piezas de automóviles que se crean en la propia línea de fabricación de las mismas en un tiempo récord, unos 0,3 segundos por cada una de ellas, a través de una cámara de luz blanca que han diseñado para este sector.

Este sistema 'automatizado de la luz blanca' supone una revolución en la industria del automóvil, según los investigadores, ya que posibilita la detección de defectos en la totalidad de las piezas que se fabrican cuando, hasta ahora y con los sistemas de medición actuales, tan sólo se podía verificar un 10 % del total.

Isaac Cerezo, responsable técnico de la empresa de ingeniería Agfra, que ha desarrollado este proyecto en colaboración con el Instituto Tecnológico de Óptica, Color e Imagen (Aido) y la empresa Tenneco Automotive, ha explicado que el sistema se basa en las captaciones que realiza la luz blanca, 'más de 1,5 millones de puntos' de cada pieza, como por ejemplo, un tubo de escape.

Este sistema les permite 'obtener una geometría imaginaria' de esa pieza de manera inmediata y, 'gracias a un software de última generación', determinar si estos puntos 'están correctos, y si esa pieza queda validada o rechazada'.

La posibilidad de incorporar este sistema a la misma línea de fabricación de las piezas supone, además, que el proceso de inspección se acelere, abaratando los costes y mejorando la calidad del producto.

Éste precisamente fue el 'reclamo' que grandes productores de automóviles transmitieron a la empresa Tenneco Automotive -uno de los principales fabricantes de tubos de escape del mundo-, y por lo que el proyecto se puso en marcha, según el gerente de la firma valenciana, Carmelo Anaya.

Normalmente, aclara Anaya, las inspecciones de tubos de escape 'se realizan a un número concreto de piezas del lote total', pero nunca se verifica 'el cien por cien'.

Uno de sus clientes, la firma Ford, le comunicó que, en sus próximas plataformas 'pediría inspecciones al cien por cien' por lo que Tenneco inició el desarrollo de este sistema, concreta el gerente de la empresa.

El Instituto de Óptica, Color e Imagen (Aido), cuya labor principal en el proyecto ha sido la transferencia de conocimiento de investigación, destaca 'la velocidad' del sistema y la 'cantidad de información que se recupera y analiza de la pieza' en tan poco tiempo, según el responsable del departamento de ingeniería, Luis Granero.

Granero explica que en Aido nunca antes se habían propuesto utilizar este tipo de sistemas en el sector de la automoción, ya que 'se utilizaban en sectores como el del arte y la restauración'.

El sistema utiliza tecnología tridimensional, pero, según adelanta Granero, trabajan en un proyecto para obtener además una 'verificación superficial' de la pieza, es decir, 'inspección en 2D y 3D integrada en un mismo sistema', lo que supondría 'un hito', el 'primer sistema del mundo' con estas características.

De momento, los beneficios del sistema de la luz blanca ya se han notado en la empresa Agfra, ya que, resalta su consejero delegado, Emilio Orta, su plantilla de trabajadores se ha incrementado en tres personas, gracias a esta innovación que, además, 'ayudará a competir exteriormente'.

'Nosotros, en este momento, estamos viendo a nuestros competidores desde el espejo retrovisor', exclama el también presidente de AVIA (Asociación Valenciana de la Industria de la Automoción).