Valeo cerrará una de sus plantas en Gran Bretaña

La Dirección de la factoría de componentes de climatización que Valeo posee en Gorseinon (Gales) ha comunicado a 330 empleados que la fábrica cerrará dentro de seis meses como resultado de las reducciones de costes en Europa.

El fabricante admitió que espera cambiar las líneas de producción a la República Checa, donde los costes por mano de obra son menores que en Gales, según ha informado el periódico Western Mail.
El gerente de Valeo, Harvey Preston, ha comentado que esta decisión es resultado de la transformación que está sufriendo la industria del automóvil. También ha añadido que "el plan para el cierre de la factoría ha sido expuesto a los trabajadores, siguiendo una minuciosa valoración de nuestras instalaciones en Gorseinon".
Asimismo, ha añadido que, con las significativas reducciones que van a producirse en las cargas de trabajo, no sería viable para la empresa continuar la producción en el futuro.
Según el Western Mail, uno de los factores clave en el cierre de Valeo ha sido el anuncio por parte de General Motors de trasladar la producción del Vectra desde Luton a Antwerp, aunque el gerente de Opel en Gran Bretaña está intentando desplazarla a Ellesmere Port.
La factoría de Gorseinon ha perdido cerca del 20 por ciento de sus solicitudes desde 1998, y es posible que se llegue a una reducción del 30 por ciento en los próximos tres años, debida principalmente al traslado de la fabricación del Opel Vectra.
Aunque la demanda mundial de sistemas de aire acondicionado y climatización se incrementa constantemente, no es un sector que necesite una mano de obra especializada, y el ensamblaje puede hacerse en partes del mundo donde el coste sea mucho menor, como China o Europa del Este.
Gorseinon está entre las plantas más modernas de Europa y sólo tiene ocho años de antigüedad.

Visteon cierra su fábrica de componentes en Canadá
Por otra parte, Visteon, el segundo fabricante mundial de componentes para automóviles, cerrará su planta en Ontario (Canadá), lo que dejará sin trabajo a 1.200 empleados. El cierre será realizado en etapas y concluirá en 18 meses
La compañía perdió 87 millones de dólares (más de 15.500 millones de pesetas) en el último trimestre del año 2000, mientras que en el mismo período de 1999 obtuvo beneficios por 95 millones de dólares (17.005 millones de pesetas).
Según un portavoz del sindicato de obreros de automóviles en Canadá, la causa del cierre es el traslado de operaciones a China y a México, donde la mano de obra es más barata.
La planta de Ontario fabrica sistemas de aire acondicionado y de seguridad para coches.

Los mejores vídeos