Valencia implantará el “céntimo sanitario”

La Comunidad Valenciana también aplicará el “céntimo sanitario". A partir de 2005, y con el fin de paliar su déficit presupuestario, los carburantes que se despachen en esta región contarán con un gravamen de 2,4 céntimos por litro.

El Gobierno, inflexible ante los combustibles
El Gobierno, inflexible ante los combustibles

La Comunidad Valenciana acaba de anunciar que en 2005 comenzará a gravar con 2,4 céntimos de euro el litro de gasolina. Esto se hará a través de la aplicación del tramo autonómico del impuesto sobre hidrocarburos, que permite gravar con hasta 2,4 céntimos el litro de gasolina como parte del programa de saneamiento y estabilidad 2005-2007 aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Gracias a este gravamen, se generarán 113 millones de euros entre 2005 y 2008, cantidad que ayudará a la Comunidad Valenciana a reducir su déficit presupuestario hasta cero en 2008.Esta no es la primera comunidad en la que se aplica un impuesto especial sobre los carburantes, pues ya lo sufren en Madrid, Asturias y Galicia. Al mismo tiempo, los precios medios de las gasolinas han bajado entre 4,1 (la sin plomo de 95 octanos) y 4,2 (la sin plomo de 98 octanos y la súper de 97) céntimos de euro por litro en el mes de noviembre, mientras que los del gasóleo han descendido entre 2,9 y 3 céntimos, según los datos que las gasolineras comunican al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Los expertos consultados señalan que el descenso del precio de los carburantes responde a la caída de las cotizaciones internacionales de los productos petrolíferos y a la suavidad del invierno en el hemisferio norte.La caída del crudo se debe a que se han despejado algunas amenazas como la huelga en Nigeria, la crisis de la petrolera rusa Yukos o la aparición de varios tifones en el sur de Florida. Por el contrario, en el sector preocupa la entrada en vigor, a partir del próximo 1 de enero, de las nuevas especificaciones para los carburantes establecidas por la Unión Europea. Por otra parte, miles de agricultores (50.000 según la organización convocante Asaja y 12.000 según la policía municipal) se manifestaron ayer en Madrid en demanda de un gasóleo profesional agrario. Según los convocantes, la protesta se justifica por el clima de descontento y rechazo que existe en el sector agrario por los elevados costes de producción y por los precios más bajos que hace 10 años.