Unos 300 guardias civiles velarán por la seguridad en Villalar (Valladolid), donde se esperan 30.000 personas

Unos 300 agentes de la Guardia Civil velarán por la seguridad en Villalar (Valladolid) el Día de la Comunidad, el próximo 23 de abril, cuando se espera que acudan a la localidad unas 30.000 personas y 6.000 vehículos.

Así se puso de manifiesto durante la celebración de la Junta de Seguridad celebrada en la Subdelegación del Gobierno bajo la presidencia del subdelegado, Cecilio Vadillo, quien se reunió con representantes de la Fundación Villalar, de la Delegación Territorial de la Junta, del Ayuntamiento de la localidad, de la Guardia Civil, Tráfico y Protección Civil.

En el encuentro se analizaron los medios materiales y humanos necesarios para garantizar que los diversos aspectos que concurren en la jornada, tráfico, acceso de autoridades, seguridad, etcétera, se cumplan, informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación.

El operativo previsto se iniciará a las 18.00 horas del día 22 de abril y se prolongará hasta las 20.00 horas del día 24 y en él participarán 300 miembros de varias unidades de la Guardia Civil, entre ellos el Seprona, integrantes del Grupo Rural de Seguridad de León, el Servicio Cinológico, el Gedex o el Subsector de Tráfico, que dispondrá de un helicóptero.

La edición de este año presenta la singularidad de que coincidirá el Día de la Comunidad con la celebración de la Semana Santa, por lo que se espera una gran afluencia de público, estimada en torno a las 30.000 personas y 6.000 vehículos. Esta edición estrena, además, la ampliación de los aparcamientos del pueblo, hasta las 12.000 plazas para turismos y 50 de autobuses.

Como parte del operativo de tráfico estará de servicio un helicóptero de la DGT, que sobrevolará las vías de acceso más importantes para coordinar con el Centro de Gestión de Tráfico el flujo de vehículos a Villalar. Desde los paneles instalados en las autovías de acceso se irán dando mensaje a los conductores sobre la ruta.

El objetivo de todo el operativo es evitar, desde la prevención, que se produzcan actos que alteren el normal discurrir de la jornada o que entorpezcan la programación de actos previstos por los organizadores, indicaron las mismas fuentes.