Unos 20.000 trabajadores, afectados por la inestabilidad de la industria automovilística

La inestabilidad de la industria del automóvil en Europa está afectando al sector automovilístico en España. Así, unos 20.000 trabajadores durante este año y principios del siguiente sufrirán expedientes de regulación.

Aunque las ventas en España vayan bien y hayan aumentado un 3,4 por ciento, el factor determinante para que la industria nacional vaya bien lo marcan las matriculaciones obtenidas en Europa. Este año el crecimiento está siendo de un leve 0,2 por ciento, mientras que para el año que viene se prevé un descenso de entre el 2 y el 4 por ciento.

Eso se explica en el hecho de que el 64 por ciento de los vehículos que salen de las fábricas españolas se destinan a la exportación a los principales mercados del Viejo Continente.

Las automovilísticas con plantas en suelo español han visto las orejas al lobo y, con el fin principal de evitar excedentes, han empezado a crear regulaciones de empleo.

Durante este año, se han contabilizado 78 expedientes de regulación de empleo, que engloban a 12.568 trabajadores, una cifra que supera ampliamente a los 56 expedientes y 2.125 afectados en 2000. Afortunadamente, de esos casi 13.000 empleados afectados, únicamente 1.249 fueron despedidos.

Nissan, Opel y Ford son ejemplos de compañías que han optado por esta política. La japonesa suspenderá 2.400 contratos durante un máximo de 48 días además de rescindir 149 contratos temporales. Opel, por su parte, ha iniciado un plan para la sustitución de personal de edad avanzada por trabajadores jóvenes.

Ford, que había anunciado una regulación de empleo que iba a afectar a unos 6.000 trabajadores, se tendrá que conformar con que esa medida sólo afecte a 3.600 operarios, que es lo que ha aprobado la dirección general de Trabajo de la Generalitat Valenciana.

Los mejores vídeos